RSS

El día mundial del pincho

02 Dic

Hoy no hace un día extremadamente favorable para intentar voltear tortillas. Nos encontramos en la punta inicial de unas vacaciones que el azar, el propósito o el despropósito han ocasionado a principios de un mes festivo por excelencia. Nos conformaremos intentando contemplar una tortilla en toda su dimensión. Lejos de analizar los pinchos que ya nos detallan suficientemente los medios de información.

Empecemos observando el bosque desde el árbol antes de desmenuzar alguno de los árboles que lo componen. Ayer tuvimos un grandioso ejemplo de cómo sociedades enteras caen en esta trampa. Ayer como todos ustedes sabrán perfectamente fue el día mundial del SIDA. Como ya se pueden imaginar nada que reprochar a priori. Ni a posteriori. Ni a esto ni a nada. Únicamente subyace una voluntad de dar la vuelta a esta tortilla aunque el tiempo no acompañe. Poca cosa más.

Recordemos al respecto de esta celebración o de cualquier otra que la lucha contra las miles de enfermedades que nos acechan es diaria. De lo contrario es una rendición. No perdamos esto de vista y añadamos que ayer tuvo lugar una de las 365 batallas que cada ejercicio nos permite afrontar el siguiente un poquito más sosegados. De no ser así un poquito más preocupados.

Siguiendo en esta línea totalizadora. Situemos la batalla en el contexto. Son nuestros organismos los expuestos a la posibilidad de inmunodeprimirse. Eso todos lo tenemos claro, o quizás no tanto tras lo acontecido ayer. Hablar de inmunodepresión es hacerlo de sexo seguro entre otras cosas. Pero no forma parte hablar de aquellos que como Juan Pablo II después de una vida célibe se ven inmersos en esa condición al final de sus vidas. El motivo sencillito. Al anterior papa se le consideró inmunosuprimido por enfermedad. A los inmunosuprimidos se les considera propensos a la enfermedad contagiosa por inmunosupresión. En algunos casos el huevo antecede a la gallina y en otros la gallina al huevo.

Sigamos. Hay dos grandes grupos de inmunodepresión:

1) La primaria es aquella que afecta aproximadamente a uno de cada 10000 niños acostumbrando a ser congénita.
2) La secundaria es aquella que se desarrolla con el paso del tiempo. Los motivos que puede causarla son unos cuantos según la literatura médica. Y lo que te rondaré, morena. Pero por ahora la cosa está más o menos así:

2.1. Por administración de fármacos inmunosupresores
2.2. Por malnutrición
2.3. Por trastornos metabólicos
2.4. Por insuficiencia renal crónica
2.5. Por depresión
2.6. Por neoplasias malignas.
2.7. Por Exposición a radiaciones. Esto hace dos siglos no figuraba en los manuales. Por eso aquello de: y lo que te rondaré, morena!!!
2.8. Por VIH. La causa más moderna de todas y a día de ayer la única.

Centrémonos por ahora en la última causa. Así se desarrolló el día de ayer. Ya no en un árbol de todos los que componen el bosque sino en una pequeña rama de un árbol en concreto. Metafóricamente un pinchito de una tortilla gigante que se nos escapa de las manos. Una punta de un iceberg muchísimo más voluminoso de lo que parece.

Desde este espacio creo conveniente enumerar las posibles causas de nuestro simplismo a la hora de contemplar esta realidad completa:
1) Esnobismo. En medicina también lo hay como en todo.
2) Preferencia generalizada por lavarnos las manos. De todas las causas de inmunosupresión es la que menos podemos achacar a nuestro comportamiento. Eso es un filón para la irresponsabilidad social que se explota preferentemente. La misma irresponsabilidad que legitima una voluntad de lucha por haber contribuído con alguna sobra algún día establecido.
3) Miedo. Un retrovirus es transmisible. El miedo genera a su vez rechazo y un círculo virtuoso de afección a la causa. Genera incentivos a la colaboración pero también exclusión a los afectados. Más incentivos a luchar en conjunto por la causa. Más incentivos y más causas a la vez: El contagio, la discriminación, la posibilidad de contagiarse, la exclusión social…
4) Negocio. Sin llevarnos las manos a la cabeza. Sin caer en el lamento ni nada por el estilo. Un remedio para una infección de este tipo tiene buena clientela entre unas industrias que desarrollan fármacos para lo que los desarrollan. De lo contrario las enfermedades minoritarias tendrían un tratamiento distinto al que tienen.
Siguiendo la pauta. Las inmunodeficiencias primarias no tienen tanta clientela como las secundarias. Las inmunodeficiencias por malnutrición no tienen ninguna pese a situarse en máximos históricos. Como suena. Las sufren aquellos que mueren en hospitales hacinados después de haber sido diagnosticados de infección por VIH bajo probablemente el criterio de Bangui. Por si alguien no lo sabe una ciudad cualquiera de la República Centroafricana donde se estableció este criterio low-cost de diagnóstico de infección por VIH. Un criterio utilizado toda la vida por lo que puede bajar las manos de la cabeza. El mismo que se sigue en la consulta médica cuando un paciente se dirige con dolor de espalda. Probablemente si tiene 55 años será lumbalgia por trastorno vertebral o muscular. Si al cabo de 3 meses reaparece en la misma consulta el mismo paciente con la misma sintomatología quizás se empiece a considerar el tumor en el riñón. En África ocurre más o menos lo mismo según el criterio diagnóstico de Bangui. Lo jodido es el tratamiento que se puede llegar a aplicar a un ser realmente inmunosuprimido por nutrición. Pero eso es lo de menos. Más negocio todavía.
5) Por inmunosupresión mediática. Tenemos por costumbre quedarnos con las explicaciones de los hechos encontradas en documentos cercanos. Ver el bosque es necesario lo cual tampoco significa que este que acabo de pintar sea el jardín de las delicias. Tendrá sus más y sus menos. Pero intenta estar entero. Lo que más claro me quedó de la lectura mediática fue que el contagio no equivale a desarrollo de enfermedad alguna. Lo que poco claro quedó es que la enfermedad esa a la que hacían referencia es causada por múltiples factores entre los cuales hay un retrovirus. Por tanto ayer no fue el día del SIDA sino del VIH. Ayer no fue el día de la tortilla sino del pincho. No obstante deseo a todos los inmunodeprimidos por VIH, por comer insuficientemente o por recibir largos tratamientos de quimioterapia que se recuperen pronto. Con esta frase me empiezo a sumergir por unos momentos en la hipocresía que nos acecha como mal de tantos. Mañana les cuento como terminó el baño.

Como ejemplo final antes del remojo. Ahondar en las causas que llevan a muchas mujeres a prostituirse en el mundo que habitamos es encontrar la explicación del porqué tienen que someterse a este tipo de riesgos. Es encontrar la manera de terminar con tales prácticas insaludables. Puede hasta suponer claudicar con esas mismas consecuencias. Aceptarlas en el pasado pero también en el futuro. Conformándonos en analizar las consecuencias contra las que solamente algunos pueden hacer algo puede hasta suponer toparnos con paradojas de este tipo. A pesar de todo tiene miga esta rama de tan inmenso bosque. Encontramos motivos para pensar que lo que creíamos rama puede ser un pequeño bosque mucho más complejo de lo que creíamos. Lo que podía ser un problema puede convertirse en solución. Terminamos de modo casual encontrando una posible manera de voltear el pinchito. La tortilla de colosales dimensiones deberá esperar por ahora.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 2 diciembre, 2011 en enfermedad

 

Etiquetas: , ,

Una respuesta a “El día mundial del pincho

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: