RSS

Otra quiebra encubierta

06 Dic

La noticia ha copado esta pasada semana bastantes titulares en las páginas interiores de la prensa. Una sección de crédito de una cooperativa agrícola ha declarado la imposibilidad de soportar más reembolsos de capital financiero hasta tener que poner coto a la deserción que aumentaba. Dicho de manera más mediática ha declarado el corralito.

A las primeras de cambio la situación es esta en una cooperativa de crédito. No hay intervencionismo. No hay garantía de ningún fondo gubernamental. Sólo resta esa posibilidad en el universo cooperativo. Desde la otra vertiente, la del depositante, cabe la posibilidad de asustarse. Un hecho que ha propiciado una creciente voracidad a la hora de rescatar ahorros. Una voracidad que sitúa en el precipicio a la entidad de crédito y le da más razones para restringir las retiradas de depósitos.

Situemos el asunto en unas líneas. Tras lo leído estas dos últimas semanas algo queda claro. Las necesidades de depositantes y depositarios difieren. Tratándose de una cooperativa agrícola los recursos obtenidos en la sección de crédito se destinan a inversiones en los campos. Unas inversiones que no se
recuperan en dos días ni en tres, sino en años y varias cosechas. Por otra parte los depositantes que confían en la entidad sitúan allí los ahorros intentándose asegurar una supervivencia que ahora vieron amenazada. Tanto es así que la clientela de la ventanilla de cobros y pagos no sólo la han visto amenazada sino imposibilitada por un tiempo. Deben recurrir a familiares o a instituciones benéficas para sobrevivir a esta mala temporada.

Vayamos un poco más allá. La cooperativa agrícola se dedica a lo que su nombre indica. En última instancia todos los recursos van destinados a la producción y mejora de las futuras cosechas. Esos capitales proceden de diversas fuentes. Hay capitales sin obligación de devolver. Hay capitales que tienen unas obligaciones previamente pactadas de devolución. Hay otros que están a disposición en todo momento de lo que podríamos llamar clientela. Pues bien, hecho el mapa ocurrió lo siguiente. Los capitales con unos plazos y cantidades estipuladas de retorno, mayoritariamente prestados por entidades financieras, eran dificultosos de pagar. Ante la dificultad, una cooperativa sensata los prioriza para no verse en las puertas de los tribunales pertinentes. La prioridad supone interrumpir las otras obligaciones incluso con el riesgo de notar el acoso en la ventanilla o en comisaría. Notamos en este hecho una falta grave de sinergia entre agricultores y financieros. Pero nada más que eso. Un caminar desacompasado que ha supuesto hasta paralizar las actividades productivas que deben posibilitar el retorno de las aportaciones. O apropiaciones si es que las ha habido.

Una curiosidad de esta situación es que nos pone en las narices una problemática bastante común en todo el mundo financiero. La relación entre propietarios de medios de pago e inversores es complicada. Pero una cooperativa debería ser la institución más idónea para aproximar la relación al romance. Pero tampoco sucede esto en l’Aldea. Tras leer varias opiniones nos damos cuenta que la cooperativa es agrícola y la sección de crédito un ventanal hacia el mundo que pretende transformar dinero en hortalizas. En esa ventanilla no se reciben cooperativistas sino clientes que ahora desean transformar hortalizas en dinero.

Otra situación singular es el trato gubernamental. Nos damos cuenta con este suceso que el gobierno saliente dejó a su suerte aquellos que confiaban sus recursos a tales entidades. Aunque la decisión de confianza fuera tomada en la misma calculadora regalada por cualquier otra entidad financiera convencional. A su vez desproteger al ahorrador supuso desproteger al inversor. Sólo cuantificando la cantidad de recursos que mueven las cooperativas de crédito nos damos cuenta que al PSOE se la psudaron esas entidades. Y no sólo al PSOE sino a sus mismos depositantes. Eso sí que es grave y se percibe en estos momentos donde todo se destapa. Éstos a medida que veían la rentabilidad del depósito puramente bancario ascender, respecto al cooperativo, allí volvían la cabeza por decisión de la misma calculadora obsequiada en la banca convencional. Una calculadora que no entiende de miedos, de plazos, de proyectos reales y mucho menos de hortalizas. Es carnívora por excelencia y con ramalazos caníbales.

Esperemos que esta vez la historia no termine como la del Banco de Tortosa. Las autoridades autonómicas parecen predispuestas a lo contrario. En esta ocasión acompañan brillantemente a la altura de las circunstancias. De cara al futuro se podría esperar de este pequeño incidente de asincronía un cambio en la escala de confianza social. Contemplaremos cómo se resuelve una adversidad con mucha mayor facilidad que en la banca más extendida. Raramente tendremos que escuchar la posibilidad de crear una cooperativa mala. La cooperativa saldrá adelante por sí sola y sin desprenderse de ninguna parte. De hecho este tipo de institución no goza de protección porque se protege con su actividad productiva. Esperemos que los miedos deformativos, esta vez en su máxima expresión, sigan este suceso como hasta ahora se han lanzado a retransmitir el pánico. Esperemos que nos cuenten el final feliz de la película. De lo contrario cuenten con el tortillismo casero.

Por si andabas algo despistado:

Opinión del País

Declaraciones

En expansión

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 6 diciembre, 2011 en finanzas

 

Etiquetas: , , , ,

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: