RSS

Donde no hay cooperativas

07 Dic

Perdonen la obsesión por este tema pero lo que uno tiene que leer en los distintos medios informativos las últimas semanas se las trae. Miedos de todas todas y encima con la vista gravemente desviada. Miedos deformativos de la realidad en toda regla. Una posible razón que me viene a la cabeza podría ser la obsesión mediática hacia cierto tipo de desgracia. Como casi siempre no se mira la tortilla sino la ración. A veces el palillo y gracias. Como puede adivinar sigo con el análisis de lo ocurrido en la pequeña población de l’Aldea donde se ha declarado el corralito por unos días.

Permítanme dos comparativas. En una intentaré ver qué ocurre desde el punto de vista social allí donde no hay cooperativas. Desde otra perspectiva intentaré ver qué ocurre desde el punto de vista financiero allí donde las cooperativas escasean. Veremos qué corral huele mejor.

En el plano social

Las cooperativas nacieron para lo que nacieron. Como instrumentos de defensa ante las adversidades. Centrándonos en Catalunya donde ocurrió el fenómeno del corralito. Allí han tenido mayor implantación en el sur que en el norte. El norte es más capaz de andar individualmente. Siempre lo ha sido. Abunda desde tiempos inmemoriales la población diseminada por el territorio, como en Galicia o Asturias sin irnos demasiado lejos ni a otras latitudes. En el sur abunda la población compactada en un núcleo urbano diferenciado del campo. Es donde abundan las cooperativas quizás porque desde tiempos inmemoriales se tejieron interdependencias en una población mucho más unida. Una gente que por proximidad es consciente de un trágico hecho para el norte. Sin el vecino no se sienten nadie. En el norte sin el vecino se sienten libres. No obstante como excepción que confirma la regla en la misma latitud nos encontramos con Euskadi y Navarra. Cooperativistas hasta la médula cuentan con una tasa de paro que no llega a los tobillos. Cuando se habla de tasas de actividad y desempleo merece la pena hacer un punto y aparte para explayarse.

Para el caso de l’Aldea que es el que obsesiona. La tasa de desempleo de este municipio no llega al 10%. Yendo un poco más allá vemos como el municipio de Guissona cuenta con tasas de paro irrisorias y una inmigración abundantísima. Si viajamos un poco más lejos nos encontramos en el valle de Mondragón con unas tasas de desempleo situadas históricamente en la mitad de las medias vascas ya de por sí bajas. Nombrados los santuarios del cooperativismo nos damos cuenta fácilmente que allí donde prospera la cooperativa como modo de organización la abundancia impera. Allí donde no hay cooperativas hay miseria. Hay colas en las instituciones de beneficencia. Hay inseguridad ciudadana. Hay colas en las oficinas del INEM en busca de la esclavitud perdida. Para los medios estos días sólo existen las colas en l’Aldea. Las colas de la abundancia comparadas con las del resto del territorio donde no hay cooperativas.

Desde otra perspectiva social la cooperativa ha permitido algo que difícilmente lo permitiría la individualidad. Centrados en los alrededores de l’aldea es fácil percatarse de la existencia de un subsector agrícola altamente mecanizado. Las cooperativas han combatido satisfactoriamente en los últimos decenios una tendencia natural a la concentración del campo en manos de unos pocos. Han combatido satisfactoriamente la tendencia a la entrega de tierras y fuerza de trabajo a manos de los poseedores de maquinaria. A manos de unas empresas que contratarían y despedirían a su antojo tal y como compran y venden máquinas. Se han asegurado los cooperativistas la libertad de hacerlo por decisión democrática de sus miembros. Algo que está al alcance de muy pocos trabajadores del mundo más o menos mecanizado. Para ese cometido evidentemente han necesitado capitales. Los han tenido que obtener a través de ingeniosas secciones de crédito en competencia directa con la banca globalizada. Es ahí donde quizás también hayan fracasado en conjunto. No solamente la de l’Aldea. Quizás hubiera sido necesario plantear las aportaciones a una cooperativa de otra manera más cooperativa, valga la redundancia. Dinero a cambio de poder equitativamente decisorio. Situando en la misma línea la unidad de producción con la de financiación.

Siguiendo en el apartado pertinente. Las cooperativas agrícolas en concreto han frenado la despoblación del campo que no significaría ni mucho menos su abandono. Hubiera significado el traspaso de poder hacia la ciudad donde suele habitar el acumulador de medios productivos. Hubiera significado lo que significó la desamortización en el siglo XIX pero en el contexto de finales del XX. ¿Tierras en manos muertas? Rotundamente no. Tierras en manos bien vivas y especulativas. Especuladoras de la propia tierra y de sus frutos. En este sentido y en parte si todavía se come en las ciudades es gracias a las cooperativas que no sólo tienen efectos benéficos en sus socios sino en la sociedad en general. Cuando se habla del estómago colectivo nos damos cuenta que lo alternativo a las secciones de crédito de las cooperativas intenta fagocitarse el 10% de nuestro producto interior bruto. Cambiemos en este punto de apartado para no fagocitárnoslo.

Desde el punto de vista financiero

Cuando en un hemisferio de la mente situamos las secciones de crédito de las cooperativas agrícolas, en el otro podríamos situar con toda seguridad cualquier entidad financiera de las que abundan a nuestro alrededor. Estas otras entidades de crédito, aunque actualmente restringido, también tienen sus corralitos con sus olores pertinentes.

Estas entidades son aquellas que necesitan crear una entidad mala. Una entidad que adquiera los activos tóxicos a cambio de deuda pública. Fíjense ya en la contundente palabreja. Hablamos de toxicidad de activos y no de malos olores de corralito. Mucho peor sin ninguna duda en lo que se refiere al vocabulario.

Sin ir demasiado lejos en el tiempo. Hoy han aparecido nuevos datos que nos permiten divisar el camino más allá de los principios de 2012. Será probablemente en este inicio de ejercicio cuando Mariano Rajoy empezará a estrenar el mandato creando una entidad financiera tóxica. Supongo que la única. Antes le es imposible. El gobierno entrante -es lo de menos- lo llevaba entre ceja y ceja. Si no era banco malo era subvención directa. Si no era subvención directa era cambio de cromos. Deuda privada por deuda pública. Diente con caries por diente de oro. De alguna manera se las tenía que ingeniar este ejecutivo o el otro para hacer frente al agujero de confianza de la mitad de la gran banca con la otra mitad. Una desconfianza con conocimiento de causa. Me miro a mí mismo, me veo moribundo y no le presto nada al semejante. Así de sencillo.

La operación a la que me refiero supone aproximadamente un 10% de PIB en cambio de cromos. Cromos que habrá que pagar con intereses incluídos. Intereses al alza, supuestamente, poniendo en aprietos a las cooperativas agrícolas de turno. ¿Si el estado me ofrece un 15% quién va a ser el intrépido que preste a los agricultores al 14%? ¿Ven cómo un agujero tóxico se puede fagocitar sencillísimamente la cosecha? Pero eso no es todo. Aún hay más. Un banco malo se calcula que supondría otro agujero que debería ser asumido por la banca de toda la vida. Al realizarse una transacción de bienes entre banca mala y banca buena el vendedor deberá registrar en su cuenta una ganancia o una pérdida. El banco malo termina con la posibilidad de valorar al antojo del contable los activos tóxicos dentro del mismo. El banco de toda la vida deberá registrar una pérdida. Estas pérdidas habrá que compensarlas con capital propio para no hacer tambalear las cuentas bancarias. El capital propio es el que la banca no tiene la obligación de devolver. ¿Se acuerda de los bonos convertibles emitidos por el Santander hace unos años? Pues eso más o menos nos viene ahora. Una avalancha de emisiones de ese estilo en las cuales se publicitarán rentabilidades estratosféricas a corto plazo pero dudas de la misma magnitud a largo. Más o menos así será para que usted pique al anzuelo. Para que usted tarde o temprano en el mejor de los casos se convierta en accionista o quizás en nada en el peor. Supondrá este fenómeno otro varapalo a las secciones de crédito de las cooperativas y supondrá también otro varapalo para usted mismo.

Pero eso pocos le contarán. Dudo que nadie le anime a suicidarse directamente en lo que queda de trepidante 2012. Nadie le obligará a encerrarse en ningún corralito tóxico. En la puerta de ese corral encontrará comida abundante, buenos vinos y sirenas a ambos lados. Váyase tapando los oídos por si las moscas. Si puede ser con cera de alguna cooperativa.

Por si se perdió la primera emisión trampa tras la crisis desatada

Los famosos bonos Santander

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 7 diciembre, 2011 en finanzas

 

Etiquetas: , , , , ,

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: