RSS

¿barra libre o facturas?

11 Feb

Forma parte de la tradición empresarial celebrar el año nuevo aumentando precios en multitud de productos. El transporte público no fue la excepción en 2012. Iniciamos el ejercicio con subidas de tarifas por encima de la media del IPC en casi todos los medios. En algunos casos fue tan descomunal el incremento que desencadenó reacciones populares contrarias a la medida auspiciada por las autoridades públicas. El fin que persiguen significa reducir la aportación vía impuestos al transporte aumentando la recaudación en taquilla.
Veamos a continuación de manera sencilla las alternativas que disponemos a la hora de sufragar el dispendio que suponen los desplazamientos masivos. De forma sencilla con un ejemplo clarificador.
En un país hostelero sabemos perfectamente que hay dos tipos de establecimientos en cuanto al cobro de las consumiciones se refiere. Existen una mayoría de locales que computan todo aquello que el cliente consume. Al final pasan la factura y santas pascuas. Hay otros lugares minoritarios que cobran al entrar un precio fijo permitiendo engullir todo aquello que los estómagos son capaces de asimiliar. Respondiendo a la pregunta dónde se tiende a comer y beber más encontrará la solución de cuál es la manera de incentivar la utilización de algo. Si ha visitado alguna vez locales de pago equitativo de la factura habrá podido presenciar secuencias de indigestiones y vómitos. Los males todavía mayores los habrán sufrido en casa en silencio algunos comensales. Es el punto débil de la práctica de compartir costes. Acostumbrados a la restricción imperante tendemos al abuso. En las barras libres de locales nocturnos queda bastante claro contemplando el ambiente a partir de ciertas horas. En el caso que nos ocupa no es difícil encontrar pasajeros con derecho a viaje gratuíto realizando espectaculares trayectos de tan solo una parada en una ciudad. U otros montados todo el día en el recinto acondicionado.

En el otro extremo en el que el coste del viaje se traslada enteramente al pasajero también sabemos que llegamos a situaciones indeseadas. Son habituales maneras de colarse irrespetuosas con el resto de viajeros con los precios actuales. A precios superiores la violencia podría devenir extrema. Pero no se crean tampoco que este fenómeno es exclusivo del sistema de tarificación personal. En el supuesto que el alcalde decida la barra libre en un establecimiento financiado mediante impuestos también podrían sufrirse altercados para acceder al local. Similares a las trifulcas en altas horas de la madrugada para acceder a una copa o una dosis de cierta droga a precios prohibitivos.
El sector público y varias entidades privadas se marcaron hace tiempo el objetivo de incrementar el uso de las formas de transporte colectivas de personas y mercancías. El camino marcado por la respuesta anterior también vale para los políticos. Cualquier medida que signifique un mayor pago del servicio en taquilla debería tender a reducir su uso. Cualquier medida que signifique un mayor pago del servicio a priori tenderá a incrementarlo.
El motivo es obvio pero se lo sigo contando. De alguna manera el estado a través de su poder coercitivo nos obliga a pagar el transporte público cada año independientemente de que montemos o no en él. Como si quien le cobrara la barra libre no fuera el camarero sino el alcalde a cambio de permitírsele el banquete a diario en el establecimiento.
Una alternativa política de fomento del transporte público podría ser perfectamente el procesamiento y encarcelamiento de todo aquel que use en más de cierta cantidad el transporte privado. Por falta de poder coercitivo no será. Las instituciones estatales lo poseen todo. Pero como puede deducir es una manera costosa de fomentar el uso de algo. Es costoso que el alcalde se dedique a perseguir aquellos que no se alimentan en el comedor abanderado por el ayuntamiento. Es mucho más sencillo utilizar el poder en la factura impositiva y después gastar la recaudación en aquello que se pretende fomentar. Pero es dificultoso distinguir en la ciudad quién sufraga el servicio con impuestos y quien vino de fuera a pasar unas vacaciones.
Preferencias a parte porque hay tantas como ciudadanos gustarán más o menos las medidas adoptadas por los gobiernos. Si algo podemos afirmar es que las últimas en relación a las tarifas del transporte público deberían marcar un retroceso en su uso. Como anuncian las organizaciones sociales que difunden los valores del transporte colectivo en esa línea andaremos durante los próximos tiempos.
Aunque todo parezca muy sencillo la cuestión no lo es tanto. Conjugar presupuestos e ingresos se hace difícil. Conjugar voluntades multitudinarias lo es mucho más. Mucho conocemos de lo que nos cuesta un billete de tren, la televisión pública o la sanidad a cada uno. Basta con dividir los recursos gastados por los usuarios. Poco sabemos de lo que pagamos en realidad por viajar con ciertas empresas privadas. Abundan tanto como los tipos de subvenciones más o menos transparentes. Como si entráramos en un local de pago sin saber si está el servicio parcial o totalmente sufragado, aunque sin embargo paguemos. Esa sin duda una manera menos adecuada de incentivar el uso de algo. Con el tiempo aparecen las tan temidas suspicacias para terminar difuminando cualquier incipiente voluntad multitudinaria.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 11 febrero, 2012 en Economía

 

Etiquetas: , , , ,

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: