RSS

¿Al fondo a la…?

25 Mar


Andaba un servidor en busca de vida inteligente por el planeta tierra. Tras días y noches indagando virtualmente por la red tuve la ocasión de chocarme con un estudio laborioso de origen canadiense. Después de 50 años de observaciones un equipo de investigadores de la universidad de Brock, en Ontario, llegó a soprendentes conclusiones. No como consecuencia de la inteligencia propiamente sino de la subjetividad de estos eruditos en la materia. De todas formas merece la pena explayarse desde otra subjetividad con la sentencia lanzada desde tierras transoceánicas. Ninguna encuesta realizada con motivo de los comicios asturiano-andaluces ha sido capaz de reflejarnos convenientemente el espectro social fruto de las sumas de las subjetividades individuales. Aprovecho para compadecer a los habitantes de ambos polos de la península quienes están demostrando con su elevada abstención el inmerecido castigo al que han sido sometidos.
La consigna de la que les quiero hablar está publicada en el “Journal of psichological science” y destapa todas las cajas de las dudas. Medio siglo de sigilosas observaciones la avalan pero la dedicación efímera a asuntos clave la desprestigian. La distinción entre el pensamiento político de izquierdas y derechas se supone a través de unas particulares características. Como no podría ser de otra manera. Necesitaría el equipo otros 50 años de intensos estudios encasillando tendencias imaginarias.
Entre 1958 y 1980 se llevó a cabo una anotación de datos en Gran Bretaña. Se recogió en ellos la cantidad de inteligencia que un grupo de niños entre 10 y 11 años demostraba. Cuando cumplieron los 33 se tomó nota de su posicionamiento ideológico. Aquellos que menores capacidades cognitivas tuvieron fueron los que expresaban una mayor afección por conductas políticas entendidas de derechas. Por si no quieren caldo dos tazas. Otra vez presuponiendo la validez de los métodos de medición de la inteligencia. Pero es que para terminarlo de rematar el procedimiento se las trae por su repetitividad. Recordé que veinte siglos antes se habían escrito cuatro libros relatándonos la vida de un niño hasta su adolescencia. La narración da un salto de 20 años hasta contarnos el final de la vida del adulto que sin duda demostró razonar. Fue condenado a muerte por unos ignorantes. Un claro ejemplo no del signo de la inteligencia sino que molesta su utilización.
La línea argumental del trabajo que intento desgranar se apoya en los prejuicios como manera de distinguir los individuos encasillados en la izquierda de los situados en la derecha. La derecha se asocia directamente a manías hacia los demás y la izquierda a amplitud de miras. Con esta simplificación de la polaridad política parece obvio haber llegado a esa sentencia. Me atrevería a decir que se partió de la conclusión buscando argumentos que la justificaran. Otro estudio que sirve de muleta es otro trabajo estadounidense de los años 80. Éste llega a conclusiones que los individuos con menor capacidad cognitiva desarrollan conductas racistas y homófobas en el futuro.
Llegados a este punto pensemos en lo que nos rodea más inmediatamente. Cualquier persona que se crea con menores capacidades que otra intenta eliminar a la competencia. El que no tiene cabeza tiene que tener pies. La persona que se cree indefensa por capacidad propia se siente segura si nada cambia a su alrededor. Es un individuo que se ve incapaz de adquirir nuevos conocimientos. Según el estudio el discurso conservador transmite sensación de orden a esta tipología de personas. Pero volviendo a lo de antes, chocamos otra vez con el relativismo con el que nos manejamos en el ambiente. Según donde nos encontremos lo novedoso puede ser de izquierdas, según donde de derechas. ¿O estará insinuando el trabajo que la derecha gobierna cada uno de los rincones del planeta?
El razonamiento termina guardando la ropa sin tirarse del todo a la piscina. Concluye advirtiendo que no todas las personas de pensamiento conservador son prejuiciosas. Tampoco todas las personas prejuiciosas son conservadoras. Sin ir otra vez muy lejos observen las últimas apariciones de Mónica Oltra, una diputada de izquierdas en territorio emblemático de la derecha. Se caracteriza por mostrar públicamente sus prejuicios. Otros que lo hacen constantemente son los nuevos inquilinos de la Moncloa. Achacan todos los males a los anteriores pero según el estudio del que estamos hablando es lo que les toca por su afiliación política.
Hace apenas dos semanas el congreso votaba el primer texto propuesto por Amaiur. Sin ninguna duda este grupo es la diana de todas las iras existentes en el panorama político, asimilable a hablar de prejuicios. El más importante el idiomático que siempre asusta a aquellos incapaces de comprender más de uno. Este grupo es sin ninguna duda de extrema izquierda porque no les importa superar el actual marco organizativo. Al contrario están deseando romperlo unilaterlamente y constituír uno nuevo. En el parlamento propusieron actuar contra los problemas relativos del campo que identificaban en el despoblamiento y la producción autosuficiente. La propuesta no prosperó pero sería hora de que lo hiciera otro estudio que nos aclare si comer es de izquierdas o de derechas.
Mientras el estudio se lleva a cabo lo que les aseguro que crece es mi dislexia. Después de leer que el alcalde de Badalona del derechista Partido Popular alquila por 150 euros viviendas embargadas por los bancos o de escuchar por última vez el himno de la Unión Soviética en intereconomía permítanme que piense en el anhelado reino de los cielos. El terrenal mundo de derechas e izquierdas es demasiado complejo de comprender.

Anuncios
 
4 comentarios

Publicado por en 25 marzo, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

4 Respuestas a “¿Al fondo a la…?

  1. Ectòrix

    31 marzo, 2012 at 9:53

    No conozco estos artículos que mencionas, pero los buscaré. Sin duda es muy interesante.

    Está claro que “izquierdas” y “derechas” parecen no ser términos suficientemente sólidos o empíricos para ser estudiados, además todo esto varía según el contexto politicosocial y puede tener distintas manifestaciones en una perosna, pues uno puede ser, presuntamente, de derechas, pero votar a las presuntas izquierdas porque está harto. En la ideología es, pues, donde creo que es más difícil de identificar, pero en la práctica política todavía se puede notar. Ahora bien, conviene siempre tener en cuenta que ambas etiquetas no tienen propiedades por si mismas, no son culadidades inherentes, sino que simplemente las utilitzamos para poner nombre justamente a unas prácticas políticas que se distinguen por unas cosas o otras. Así, en el orden institucional, deberíamos mirar los gastos presupuestarios: quien gasta más en servicios públicos y asistencia social, es de izquierdas. Pero incluso esto es difuso: hoy en día todos los partidos mezclan distintas tendencias y, como he dicho antes, esto no indica qué ideología real se tiene.
    Por lo que se refiere a las persona,s siempre hay prejucios, claro, pero a la vez es normal en procesos cogniscitivos el querer “comprender” el mundo en categorías (en este caso dos) simples y generalizadors. Y, de hecho, algo tienen de verdad. Pero por supuesto, como he dicho, la ideología no viene marcada por si de verdad se es de izquierdas o derechas, sino por las condiciones sociales y materiales de la existencia y los pensamientos que se tienen de ésta.

    Hay elementos de, vamos a llamarlo, actitud política o cívica que sí que parecen típicos de lo convenimos en llamar izquierda o derecha. Por ejemplo, los participantes en ONG, al menos las de ayuda a África, tienen nomrlament tendencias cnservadoras, y un carácter de solidaridad y caridad qe es seguramente herencia del cristianismo. Y ayudar a las ONG parece que esté bien, pero de esto se pueden hacer muhas otras consideracions, como las siguientes, que seguramente se tacharán de izquierdas: filosóficamente hablando, ayudar a las ONG no es otra cosa que acto individualista para sentirse liberado del peso moral de sentirse quizá culpable o participante de una sociedad injusta y con muchas diferencias de riqueza (lo cual está provocado en orgien opr el imperialismo occidental, pero creo -prejudicialmente- que esta actitud de redenicón no llega tan lejos). Uno dice “hay niños que se mueren de hambre en África, pero yo ya he hecho mi parte, ya doy dinero a tal ONG”, y así ya puede ignorar el problema de vivir en este mundo tan irregularmente globalizado. Y, políticamente y económicamente hablando, algunas ayudas de ONG no hacen otra cosa que perpetuar el “regimen” de neoimperialismo de los estados (o países, aunque yo prefiero el primer término en cuestiones políticas) mal llamados subdesarrollados de los desarrollados porque perpetúan la dependencia económica y la imposibilidad que el estado pobre salga adelante por sí solo, por lo que se aproveha per ahondar en las desigualdades económicas.
    Bueno, no quería criticar las ONG (pero sí indirectamente el posicionament de algunos occidentales respecto a esto), además hay ONG de todo tpo. En todo caso, el último punto ha sido muy estudiado y está constatado, entre otros, si no me equivoco, opr Amartya Sen. Sólo quería dar un elemento más de reflexión como ejemplo de lo que puede ser de izquierdas y derechas. Pero tadavía cabría “estudiar” también la profundidad histórica de las ideologías. Quiero decir: seguro que todos campartimos unos mismos ideales, siempre construidos según nuestro imaginario social, aunque no todos tomemos consciencia completamente de ellos ni actuemos según ellos, entonces sería preciso ver cuál ha sido la “efectividad” a lo largo de la historia. En esto sentido, por ejemplo, el 80% de las guerras que se han producido en Europa o por culpa suya han sido motivadas por gobiernos de derechas.
    En parte con el ejemplo de las ONG querías hacer patente esta crítica que hago, quizás altermundista (por lo tanto de izquierdas) de tener en cuenta que más hay, qué hay detra´s de todo esto.

    Ya está, ya dejo de escribir. Saludos.

     
    • dani...él

      31 marzo, 2012 at 10:07

      Mi punto de vista individual me dice que el cristianismo precisamente sí que es de izquierdas y revolucionario. Sólo hay que leer el evangelio para darse cuenta. Como lo debería ser la izquierda. Pero ni lo uno ni lo otro lo es. No me parece muy revolucionaria la caridad tan combatida por el fundador de ese modo de pensamiento. Ni me parece muy revolucionario oponerse a los recortes. Para ser de izquierdas o de filosofía cristiana hay que dibujar otros paradigmas de funcionamiento societario, cosa que no hacen ni desde la iglesia ni desde los parlamentos.

      saludos

       
      • Ectòrix

        31 marzo, 2012 at 10:21

        Mh… interesante la reflexión sobre el papel revolucionario que debería tenr el cristianismo. Yo no soy creyente, pero tambie´n pienso que se debería aproximar más a una filosofía que cambiase la sociedad. También comparto tu reflexión más abstracta que la izquierda debería ser revolucionaria y luchar por un mundo mejor, pero sin caer en el discurso típico y simple del “cambio” y la”modernidad”, que es el que ha sido patrimonializado por el neoliberalismo desde los 70. Quiere decir, buscar nueva formas societarias y más jsutas, sin perder de vista los principios de la humanidad y partiendo, creo yo, del análisis de la realidad.

         
    • dani...él

      31 marzo, 2012 at 10:33

      Saludos y gracias por todo.

      Continuaré también en mi linea no creyente quizás consecuencia del propio cristianismo jeje

      Un libro interesante en el que tampoco creo es este:

      http://www.viruseditorial.net/pdf/islam_como_anarquismo_mistico2.pdf

      Prefiero las fuentes aunque tergiversadas a lo largo de la historia, pero originales (Corán, Biblia, apócrifos, talmud…)

       

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: