RSS

Nacionalización de pérdidas

16 May


Si hay una tipología de empresa en la que todos sus propietarios puedan sentirse timados es sin duda aquella que sus acciones bordean los mínimos históricos. Situadas en un precio por debajo del cual nunca estuvo la cotización solamente algún reciente inversor gana. Los demás se debaten entre cobrar el dividendo inseguro o prestar sus títulos a los vendedores a crédito para hundir un poquito más el precio y toda esperanza depositada en el valor.
Un caso real es el de Bankia. Sus acciones además de situarse en el extremo desolador fueron comercializadas mayoritariamente en el otro lado. Una nacionalización antes de la oficial la que realizó la entidad presidida hasta hace pocos días por Rodrigo Rato. Hemos conocido hace pocos días el afán de los empleados por colocar parcelas de propiedad en paquetitos de mil en mil. Aunque fuera a cambio de la renovación de un depósito a unas décimas de interés superior el milaccionista no debe estar demasiado contento. Le pasa como al mileurista que va percibiendo como cantidad del pasado esa cifra con tres ceros en el salario. Ahora se empieza a conformar con recibir una cantidad de dos decimales en lugar de tres.
La estatalización de facto podía haberse decretado mucho antes. Muchos votantes se preguntarían si depositar en las urnas de los pasados comicios las acciones de Bankia o los de algún partido político en quiebra. La diferencia no es muy notoria y con el tiempo todo fluye hacia sus cauces. Cuando Dios los arruina ellos se juntan. Pero por el momento no hacen más que protestar y la mayoría sin hacer uso de la papeleta que se les ha otorgado. Con mayor periodicidad que la permitida por la casta política y previsiblemente superada por alguna junta de accionistas extraordinaria.
Las advertencias de unos cuantos no fueron suficientes para tomar el mando del sistema financiero. Cientos de economistas y profesionales relacionados con esta disciplina se desgañitaban en sus libros desahogando la ignorancia individual a la que nos quería someter la alta jerarquía bancaria.
La nacionalización podía haber llegado entonces en beneficio de todos. Cuando empresas altamente solventes destinaban migajas a hinchar condones como flotadores para grandes inundaciones financieras. Los reguladores pararon las manos, permitieron fluir el dinero sin sentido y a cambio se cobraron otra miseria porcentual que no acumuló grandes cifras para hacer frente a una debacle.
De haberse apropiado la autoridad competente de los beneficios esplendorosos de las entidades financieras otro gallo cantaría. De haber puesto fin desde dentro a la vorágine crediticia más extrema de la historia la desolación no recorrería las casas de tantos ahorradores ingenuos que confiaron en el gran monstruo de las pérdidas que serán absorbidas por todos.
Pero así conciben el estado aquellos que dirigen los tan cacareados recortes. Una organización capaz de aglutinar toda la mierda que desciende por cualquier riachuelo. Una manera muy sutil de debilitar una institución ya de por sí al borde de la muerte.
Tras siglos de existencia el estado sigue requiriendo recaudar impuestos para su mantenimiento a falta de ingresos procedentes de la venta de sus productos y servicios. Nadie paga por ellos y si se impone tasa alguna las protestas no tardan en desatarse. Las protestas por el pago a los descalabros bancarios no podían ser menores. Son el icono perfecto que representa la poca disposición de pagar el no se sabe exáctamente qué.
En Catalunya y alguna otra comunidad del norte gobernada por herejes de distinto signo la sanidad pública seguirá cometiendo el delito de asistir a inmigrantes en situación irregular a precio cero. Almenos eso se ha asegurado por parte de los que manejan los frágiles hilos que nos gobiernan. Sirva para quedar claro que hay que seguir financiando las entidades públicas vía impuestos. Vía ventas imposible sumando tareas ruinosas a las ya existentes.
Si en el caso de la banca se dejara a su suerte a los débiles y el estado tuviera cuidado de registrar las ganancias de la banca nacionalizada otro gallo cantaría. Bankia se convierte en el mayor ejemplo de la sinrazón colectiva. Cuando merman los ingresos no se pueden aumentar los compromisos. Hay que equilibrar la balanza como en el sector privado. De la misma manera que las entidades más solventes se hacen cargo de las más endebles a Bankia le falta una pareja con la que bailar en el seno de las cuentas públicas o mejor apaguemos la música.
Pero es que el mundo no termina ni empieza en el sector financiero. En el mundo laboral vemos otro grave ejemplo de lo que supone la actividad del estado. Las cuentas públicas no son capaces de hacerse cargo de ningún empleo. Solamente de un subsidio otorgado sin condiciones a quienes cayeron en la desgracia del paro. Tampoco es posible nacionalizar ninguna empresa estratégica en beneficio de la actividad de los condenados al subsidio. Es necesario condenar al pago de prestaciones sociales a aquellos que conservan su contrato laboral. Parece todo diseñado para el conflicto. Para que algunos digan que otros viven a costa de ellos. Unos de maravilla y otros apretando los dientes cada pocos minutos. Siempre en función de si el rescate es financiero o laboral.
A los accionistas no los salvará nadie. De momento ostentan esta condición una masa creciente de ahorradores que confiaba en los bancos. Pero la tendencia es de regalar papelitos de propiedad por cada vez más motivos. Los contratos laborales irán reflejando progresivamente los pagos en acciones. Algo que pocos han deseado en el pasado y hay que enchufar como sea y a quien sea cuando los beneficios se desploman.
Y si no todavía queda la estrategia de apelar al bajo valor de la acción para instigar la compra masiva de títulos. Quizás por primera vez asistamos a este tipo de mensaje comercial hacia ahorradores. Sería novedoso y quizás con el estado detrás de algunas empresas todo pueda ser posible. ¿Serán capaces de anunciar correctamente la conveniencia de adquirir títulos devaluados en los que ya nadie se fía lo más mínimo?

Artículos relacionados:

Botinitos
FMI
Efectos colaterales

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 16 mayo, 2012 en Economía, política

 

Etiquetas: , , , , , ,

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: