RSS

Olores que despiertan

27 May


Tienen fama de estoicos pero a veces hasta los más pacientes dicen basta. En ocasiones todo el conjunto de la población y en otras de forma individualísima. En el caso que nos ocupa fue un joven que no sólo ha puesto el grito en el cielo sino que se ha hecho escuchar en el juzgado.
Durante más de siete años confió en el mensaje publicitario de una marca de desodorantes. El uso prometía atraer personas del sexo contrario. El resultado fue diametralmente opuesto.
Tras siete años sin probar bocado el hartazgo de este indio en edad de procrear dejó impronta ante el juez. La piel probó todo tipo de fragancias pero ninguna refriega placentera. Siete años son demasiados para voltear la confianza depositada en una marca hacia un escozor en la cartera. La fricción todavía la esperan los genitales que todavía no los tiene enrojecidos a perpetuidad.
Con excelente criterio el joven decidió no acudir a ningún burdel donde vaciar un poquito más su maltrecho bolsillo y quizás su salud ya afectada de depresión por tanto fracaso. En Asia la tuberculosis está muy extendida entre las esclavas sexuales y ninguno de sus amos ocasionales son inmunes.
El muchacho, ya crecidito en este largo periodo, decidió agarrar el toro por los cuernos y plantear la lucha en aquel terreno que las empresas más temen.
Solemos creer a priori en la omnipotencia empresarial que nos condena continuamente a aceptar condiciones laborales infames o productos engañosamente comercializados. La realidad es muy distinta. El uso de la justicia es altamente inutilizado por parte de los gestores de la producción. Los conflictos se intentan subsanar en ámbitos privados sin hacer demasiado ruido antes de caer en el marasmo de los tribunales lentos que suelen barrer hacia la parte más endeble.
La mayor protección que blinda al empresario sin escrúpulos es la simple creencia que planea sobre trabajadores y consumidores. No es más que una leyenda sin fundamento. Tan poco creíble como algunos mensajes que legalmente son mucho más que sentencias firmes. Nos conducen al desengaño o al fraude. El fenómeno es exactamente el mismo pero difiere en la manera como lo percibe cada cual.
Las consecuencias posteriores también dependen del modo como asimilemos nuestros desencantos con los bienes materiales. Tenemos la opción de quedarnos tan anchos ante una etiqueta que explica el contenido de un envase en infinidad de idiomas excepto alguno de los que constitucional o estatutariamente tenemos el deber de conocer. Podemos actuar prudentemente olvidando el producto que no comprendamos o exigir a las autoridades competentes la retirada inmediata a causa de una infracción de las mínimas normas de comercialización.
Según la manera escogida nos estaremos convirtiendo en improvisados publicistas aficionados de alguna red de comercializacion determinada. No hay mal que por bien no venga al pez capaz de terminar con el océano. Según como daremos magníficas advertencias a posibles víctimas de un anzuelo en un futuro y que todavía están en una fase anterior a la nuestra de desengaño.
La opción de no hacer absolutamente nada no es mucho más beneficiosa. El estado depresivo en el que todo carece de sentido termina llamando a las puertas. la lectura de las leyendas de monstruos suele terminar en una pequeña habitación con la puerta cerrada con barrotes y persianas bajadas. Con la cabeza bajo la almohada y la luz apagada ya no son mostruos lo que nos relatan las leyendas sino fantasmas muy difíciles de vencer.

Artículos relacionados:

caperucita roja
Dando la vuelta a la ridiculización
A vueltas con el demonio

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 27 mayo, 2012 en política

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

2 Respuestas a “Olores que despiertan

  1. Ectòrix

    28 mayo, 2012 at 8:27

    Vaya. ¿Es cierto esto que denunció a tal compañía de desodorante? Pues es muy gracioso. Está muy bien que lo haga si se ve como una manera de frenar los abusos de las empresas y hacernos conscientes que la publicidad es engañosa de por sí. Pero por otro lado entrar en los tribunales, por cualquier infracción que hagan las empresas, nos absorberá a todos las energías vitales y demostraría la locura de este mundo postmoderno. Pero, ¿qué nos tocaría hacer? ¿Aguantarnos? No lo creo. Falta humildad en la publicidad para no acabar en un mundo de locos, y es que lo que más me preocupa es que este pobre individuo se creyera de veras el anuncio.

     
    • dani...él

      28 mayo, 2012 at 10:40

      Las crónicas dicen que se presentó al juzgado con todo el arsenal de lociones como prueba del fraude del que había sido víctima.
      La locura de contemplarla tengo dudas si debería ser diagnosticada a grandes capas de la sociedad. No creo que hubiera nadie que resistiera a este mal. La publicidad, de creérsela, es un factor que nos lleva hacia allí. Es tan poco seria como las leyes que nos amparan.

      saludos

       

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: