RSS

Vida antes del dólar canadiense

28 May

Una canadiense con solamente 12 años ha sido capaz de lanzar un discurso demoledor que promete traspasar fronteras de todo tipo. Las palabras de Victoria Grant serán traducidas a todos los idiomas de la tierra en poco espacio de tiempo, recorriendo millones de conciencias que sospechan hace tiempo la subjetividad del dinero que manejan.

En primer lugar golpeará las mentes de todos aquellos que se dedicaron a hinchar la cantidad de dinero existente. Son aquellos que dice la niña, pero a petición de unas masas ávidas de papel de calidad discutible. Es el punto que más fácilmente olvidan las memorias selectivas.

Además del video de rigor he creído conveniente hacer un repaso a la historia de la moneda canadiense. El reluciente dólar tiene un pasado extremadamente curioso como para olvidarlo en estos trascendentales momentos. Las palabras pronunciadas se comprenden mejor situadas en un amplio contexto temporal, resumido en el texto posterior.

Corren épocas en las que la fiabilidad en los medios de pago goza de mayor prestigio. Pero las mismas unidades como depósitos de valor se derrumban. Como en los inicios de las unificaciones monetarias, que llevaron a cabo los estados-nación, y que fueron una manera muy ingeniosa de reflotar la confianza perdida. El camino de todo el ciclo va quedando concluido con la aparición de este tipo de discursos en los medios de mayor difusión. Antes del ocaso el negocio monetario tan cuestionado retrocederá definitivamente a manos de las imprentas, hasta terminar vilipendiadas. En este camino inverso las acusaciones son la constante.

Solamente queda hacer las acusaciones que se pronuncian en el video en el lugar adecuado. Las cámaras no son el mejor lugar para celebrar juicios, donde es conveniente la representación de todas las partes. A no ser que el estado de derecho surgido en la misma época que las monedas, ahora tan criticadas, sucumban al mismo tiempo.

Video subtitulado de Victoria Grant:

Extracto del capítulo dedicado al dólar canadiense, del libro “Historia de las principales monedas” de René Sedillot (1975):

1.El tiempo del Wampoum

Tal vez en ninguna parte como en Canadá se presenta la historia de la moneda bajo la forma de un prodigioso resumen: en cuatro o cinco siglos se encuentran confrontados los medios más arcaicos y las experiencias más audaces. En una docena de generaciones, Canadá pasa de la moneda de concha a la moneda abstracta y flotante.
Los indios indígenas venían utilizando a guisa de moneda parte de una concha de molusco que llamaban wampoum. A diferencia del cauri, que era una concha completa usada por los pueblos del Océano Índico, el wampoum es una fracción de la concha, que consiste en una pequeña perla de forma tubular y apenas dos centímetros de larga, extraída del interior de las conchas marinas. Las hay blancas y violetas valiendo en principio éstas la mitad que aquéllas.
La unidad monetaria es el fathom, que es el conjunto de 350 wampoum. Con estas conchas se forman collares, que constituyen adornos y formas de atesoramiento. Además del cambio y atesoramiento, juega papel diplomático y político entre distintas tribus. En ese papel, el color blanco significa salud y riqueza, y el violeta, compasión y simpatía.
Al principio las colonias usan esta moneda con renuencia. Por ello, muchas veces se acude al mero trueque o se utiliza como moneda cualquier otra mercancía de uso corriente. Por ejemplo, las pieles de castor, que tienen el inconveniente de fluctuar su valor de acuerdo con la abundancia de caza o las variaciones de precio entre los peleteros parisienses. También se emplea como monedaa veces el aguardiente, aceptado igualmente por los indios, a cambio del cual entregan sus productos; pieles, carnes de alce, grasa, etc.
Las autoridades coloniales francesas de Canadá desmonetizaron el wampoum en 1670, pero los colonos lo utilizaron hasta principios del siglo XVIII y los indios hasta principios del XIX.
La política de las autoridades de París favorece el trueque y la utilización de monedas primitivas, pues tratan de evitar la salida de numerario de la metrópoli. Los funcionarios de la coloniason pagados en especie, parte en Francia y parte en la colonia.
El comercio ilícito con el resto de América hace que se introduzcan monedas inglesas, portuguesas y españolas. Abundan sobre todo las piastras, que dejan recuerdo indeleble. Pero los mercaderes franceses protestan; quieren ser pagados en moneda propia. Esto hace que se vayan introduciendo piezas francesas. Para retenerlas, en la colonia la libra turonesa se prima fuertemente, llegando al 50 por 100 e incluso algunas monedas fraccionarias (como el liard u ochavo de cobre) valen en la colonia el doble que en la metrópoli.
Entre 1665 y 1670, se concede a la Compañía Occidental de las Indias el privilegio de acuñar moneda, que emite piezas de cobre y plata, pero únicamente para uso de la colonia, lo que limita su alcance.
Esta circulación tan heterogenea está necesitando una reglamentación y disciplina.

2.La moneda de naipe o cartón-moneda

En 1685 se sitúa uno de los episodios más curiosos de la historia de las monedas. El intendente de la nueva Francia, Jacques de Meulles, espera con impaciencia el navío que cada año ha de traer de la metrópoli el numerario necesario para satisfacer los gastos de administración, la paga de las tropas y la compra de las pieles. CAda año, la colonia pasa por una fase de escasez de numerario. Pero este año, más que otros, el intendente tiene dificultades extremas, la subsistencia de los soldados está comprometida, el dinero escasea enormemente… El intendente, audaz e ingenioso, toma una decisión insólita: puesto que no tiene moneda, la fabricará. Cuenta con una colección de naipes muy útiles para la distracción de los colonos durante los rudos inviernos de largas noches. Los hermosos naipes, cuyo dorso está virgen, cortados en cuatro partes, pueden servir a su propósito. Les marca un valor -4 francos, 40 sueldos y 15 sueldos, inicialmente-, las sella y coloca su firma, junto con la del tesorero. Publica una ordenanza obligando a los traficantes a recibir esas cartulinas como medios de pago y prometiendo el reembolso. Tenemos todos los elementos de la moneda-billete: curso legal, curso forzoso, convertibilidad a término. La experiencia tiene éxito.
Emitida por primera vez el 8 de junio de 1685, la moneda-naipe es reembolsada en especie a partir del 5 de septiembre, con fondos venidos de Francia. Las autoridades de París consideran muy peligrosa la utilización de los billetes de naipes en lugar de dinero y así lo hacen saber al intendente el 20 de mayo de 1686.
Efectivamente, la iniciativa es peligrosa, pero cómoda y útil. La prueba es que se repite y en 1686 se hace durar más, pues se empieza antes y se termina más tarde. Los canadienses se van acostumbrando y aceptan los billetes-naipe a gusto. La emisión, que empieza siendo estacional, se vuelve permanente. Desde Versalles siguen llegando condenas, desde Quebec se vuelven excusas y peticiones de numerario, que, al no llegar, fuerzan a seguir emitiendo. Cuando los fondos llegan, el intendente agradece y promete no reincidir…, pero se repite. En 1702 abandona la colonia por la metrópoli el intendente Jacques de Meulle, sin haber retirado de la circulación los billetes-naipe, que se estiman por el sucesor en unas 49000 libras.
La fórmula se extiende de Quebec a todo el Canadá y a partir de principios del siglo XVIII ya no son periódicamente retirados los billetes y se fabrican en mayor cantidad. La inflación comienza. En 1711 las cartas emitidas llegan a las 240000 libras y en 1714 a 1600000. Los billetes-naipe en circulación son tan numerosos que empieza a dudarse de que puedan ser reembolsados: la joven moneda canadiense flota y se deprecia. Los precios de las mercancías suben. El intendente Begon realiza una operación estabilizadora, retirando escalonadamente la mitad de los billetes, reembolsados por la mitad de su valor en especies y letras de cambio sobre Francia. A partir de entonces, durante algunos años Versalles vacila, pero al fin prohíbe la emisión de tales billetes en 1717. Mas el crecimiento de la colonia exige disponer de moneda en cantidad suficiente y finalmente, en 1729, oficialmente se consiente que se emitan 400000 libras en moneda de naipe. Hasta 1749 las emisiones se mantienen en niveles más o menos tolerables, pero en la década siguiente la inflación se desenfrena: la necesidad de la guerra contra los ingleses hace que la circulación se hipertrofie: pasa de un millón de libras a 40 millones, sin contar otros 40 ó 50 en letras de cambio, “ordenanzas” y bonos de caja emitidos por el gobernador de Quebec. Tras la cesión de las colonias a los ingleses, hay forcejeo entre los gobiernos inglés y francés para hacer frente a esta moneda fuertemente desvalorizada. Por el tratado de París de 1763, el gobierno francés se compromete a indemnizar a los tenedores, reembolsando los billetes-naipe por un cuarto de su valor nominal.

3.La colonización inglesa

Si el tiempo de los franceses se ha distinguido por la improvisación en la temeridad, el tiempo de los ingleses es el de la confusión en la libertad. Los ingleses dejan hacer, en un paísdonde, una vez eliminada la moneda-naipe, faltan los medios de pago. Dueños de Canadá, los ingleses encuentran allí monedas de todas suertes y procedencias, sin que traten de eliminarlas.
Así, se encuentran piezas francesas en cobre, acuñadas en la colonia, más las llegadas de Francia: luises, escudos, sueldos, ochavos. Los ingleses introducen sus piezas, que transforman en monedas oficiales, pero que son escasas: chelines y peniques. Circula sobre todo la piastra o duro español, que dará lugar al dólar canadiense. Esta pieza de plata, acuñada en México, hace de moneda-reina.
En realidad, la anarquía es general, pues ante la escasez de medios de pago, en una economía en expansión, cualquiera puede emitir piezas o billetes. Se hacen las más diversas emisiones por instituciones provinciales o empresas como la Compañía de la Bahía de Hudson o la sociedad del ferrocarril de Montreal a Lachine e incluso los comerciantes particulares para facilitar el pago de sus artículos. Cualquier objeto redondo de metal se hace moneda fraccionaria; algunas aprovechan los botones de los uniformes militares. También se emite papel-moneda, aunque lo limita el mal recuerdo que ha dejado la moneda-naipe. Durante la guerra de 1812, que opone el Canadá a los Estados Unidos, el cuartel general del ejército inglés en Quebec emite “bonos del ejército”, que son reembolsados al final del conflicto, lo que contribuye a disipar las prevenciones contra el papel-moneda.
En 1822 una banca de Montreal, con licencia provincial, emite billetes en dólares españoles. Siguen el ejemplo un centenar de bancos con licencia y otros muchos sin ella, pero también emiten otros llamados “bancos fantasma” sin autorización, ni administradores y sin personal. Los comerciantes emiten asimismo sus billetes, “bonos” o “vales”. Tal multiplicidad de medios de pago, con equivalencias difíciles de establecer, hace penoso el arreglo de cuentas. La población se lamenta y pide que se establezca una ordenación y reclama una moneda nacional.

4.Nacimiento del dólar canadiense

En 1867, Canadá, transformado en confederación, se dota de una constitución: el parlamento confirma que pertenece al estado canadiense emitir moneda. La unidad monetaria será el dólar canadiense, dividido en 100 centavos. Fieles a la tradición, las gentes de Quebec seguirán llamándola piastra, dividida en 100 sueldos…
…La emisión de billetes se confía a los bancos con licencia y al tesoro. Éste, desde 1870, pone en circulación billetes de 25 centavos, 1 y 2 dólares, más tarde de 4 y 5 dólares. Para cuentas de compensación, se emiten billetes especiales de 500, 5000 y 50000 dólares…

Artículos relacionados:

Deflación de activos
Disparidades en los Alpes
Botinitos

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 mayo, 2012 en finanzas, Video

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: