RSS

Dependencia

29 May


Corrían los esplendorosos años 90 y había que dar un salto a la gloria. España era el centro del universo tras la exposición sevillana y los juegos olímpicos. Pero quería ser mucho más. Teníamos un presidente a quien no se le ocurría decir que jugábamos la champions league. Porque no existía la competición y su poca visión de futuro le impedía concebirla en su imaginario.
En 1989 las cuatro bolsas que campaban a sus anchas desde puntos estratégicos del territorio decidieron unificar la contratación de títulos a través de un mercado continuo. Durante unas pocas horas del día el intercambio financiero estaba abierto para gusto de unas pantallas que se movían al instante al compás del dinero.
Fue en 1993, cuando inició sus andadas el ya mítico Ibex-35. Un país de grandes propósitos necesitaba un barómetro con cara y ojos. La evolución de las grandes empresas allí representadas pretendía sustituir la falta de visión de los dirigentes políticos.
Veinte años después el resultado es tremendo. Quien hubiera invertido mil euros de aquella época dispondría hoy de 3000 si lo hubiera hecho aproximadamente en el mismo porcentaje que se calcula el índice más conocido. Mil serían consecuencia de la apreciación de los títulos y otros tantos consecuencia del reparto de dividendos. No está mal la jugada para aquellos que no sufren de taquicardias. Los más sensibles que suelen tirarse el día entero al sol, lejos de toda pantalla no quedarían muy peor parados. A golpe de un hipotético 5% de rendimiento medio anual durante este largo periodo acumularían unos 2500 euros con la misma cantidad inicial.
La mayor diferencia entre los que optaran por colocar los ahorros de una manera u otra sin ninguna duda la encontramos en las vivencias que han podido contar por el camino. Unos raramente se han inspirado en el trayecto. Los otros podían decir que eran millonarios en algún determinado momento. Otras veces podían callar que alguna empresa había abandonado el Ibex para dirigirse peligrosamente al borde de la quiebra. En algunos casos extremos dubitaban en pleno juego de la ruleta rusa entre la conveniencia de pillar la bala o unas migajas.
Los valores que de manera selecta se usan para calcular el numerito que cada día abre los telediarios son los de aquellas empresas que se consideran también las más selectas. Pero tal como lo son dejan de serlo, a excepción de algunos monopolios estatales o próximos a éste que se mantienen en estas dos décadas cotizando en lo más alto.
En la cumbre de las cumbres se empieza a atisbar un cambio sustancial. La multinacionalísima empresa de telecomunicaciones está dejando el puesto a Inditex, dedicada a la producción de un bien antiquísimo con tecnología del siglo pasado y me quedo corto. El componente humano es tan elevado en la industria de la confección que precisa una internacionalización sustancialmente distinta a la practicada por Telefónica. Una, busca el nuevo mundo para expandir su producto. La otra, produce en el nuevo mundo para vender en casa. El simbolismo de este suceso es extremadamente importante para entender la totalidad de la economía española. Si buscaban en los 90 un indicador que la representara ahí lo tienen. Pero no por el valor de cierre que es lo de menos. Sino por lo que se cuece en sus entrañas.
En las casi dos décadas de andaduras el Ibex ha recibido reproches de todo tipo. Es el índice más conocido de los mercados españoles, pero no deja de ser de estar por casa. Su evolución estaba excesivamente condicionada por los vaivenes de las pocas grandísimas empresas que lo forman. Además las oscilaciones se marcaban al compás de las acontecidas al otro lado del Atlántico.
¿Qué más quieren los financieros de este país para empezarlo a tener en cuenta? Se cuela una empresa que nada tiene que ver con las tradicionales en todo lo alto. Después de perder Telefónica dos tercios de valor desde principios de siglo no es lo que era. La evolución ya no la marca Wall Street. Cuando allí dictan bajadas, el Ibex baja. Cuando ordenan subir, también.
Estamos más globalizados que nunca. Pero ya no vamos al rebufo de lo que marcan las grandes potencias financieras. Sumados a la experiencia japonesa que desde hace años fluctúa a su libre albedrío, marcamos nuestras propias tendencias. Que se financien los demás a tipos rebajados que después vienen las subidas de tipos, que escuecen con la máxima cantidad de deuda en las manos. Que suban todas las demás bolsas lo que quieran. Cuando le sea imposible bajar más, la española actuará de refugio del pánico globalizado.

Artículos relacionados:

El ibex absolutista
Eco-monistas
Efectos colaterales

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 29 mayo, 2012 en finanzas

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: