RSS

Mundo por conocer

23 Jun


A sus 55 años todavía mantiene una vitalidad reservada a los más jóvenes para conversar a distancia. La escuela donde le enseñaron las reglas básicas de ortografía le queda muy lejana en el tiempo. Son muchos años los que pasaron desde la graduación, motivo por el cual ante la duda pregunta.
Su cuestión no tiene relación alguna con las maneras de interactuar con otra persona al otro lado de las teclas. Eso está maravillosamente superado gracias a los cursos de informática para adultos que imparten en algún centro de alguna ciudad cualquiera. Lo que cuesta a estas alturas es discernir si nos movemos con “v” o con “b” y por eso lanza al aire su duda.
Muchos mitos encierra nuestro ilustrado refranero. Uno de ellos es que el saber no ocupa lugar. Pero a menudo sustituimos conocimientos por imposibilidad de añadirlos a los existentes. El caso que les relato es tan elocuente como real. Ocurría una tarde cualquiera en un tugurio de una ciudad cualquiera, donde una señora mantenía una charla por internet con su fulanito sabiondo.
El fenómeno no es exclusivo de los individuos con menor nivel académico. Por fortuna la humanidad suma mucho más de 55 años pero por desgracia a medida que va añadiendo conocimientos va pasando página de otros. Muchos titulados en medicina hace muchas décadas olvidaron las ancestrales lavativas que aplicaban tras un empacho de toxinas. Universidades enteras fueron tomadas por la desmemoria y prácticamente no conocen lo que es la penicilina. Inmersos en este proceso tiene hasta sentido haber situado en el terreno del olvido la importancia de lo que comemos y bebemos cada día, una vez cruzada la linea de la enfermedad o poco antes de traspasarla.
El cuidado por aquello que ingerimos por la boca no suele formar parte de la práctica de la medicina convencional. No es de extrañar que combinado este hecho con las posibilidades que nos da internet los datos empezaran a circular como en ningún otro momento de la historia.
Las opiniones son múltiples y muy distintas. Las hay para todos los gustos como los sabores que podemos llegar a masticar. Una expuesta muy recientemente es esta. No tiene desperdicio:

Sobre las dietas hiperproteicas se debe haber escrito todo lo que el reino vegetal haya sido capaz de servir al subsector de la industria del libro convertido en receta. A la vez que algunos las recomiendan para rebajar peso también advierten de la peligrosidad de repetirlas.
Por opiniones no será. Cuando el saber no ocupa lugar y suma conocimientos bienvenidas sean. Así actúa la red que nos abastece de datos de manera barata. Son muchos, muy distintos y constantemente contradictorios. Tan opuestos como la exposición que nos ofreció el mismo José Luis hace algún tiempo en la que nos había dado a conocer la eliminación del azúcar de su dieta como secreto de su pérdida de peso. Era así de simple pero descubrimos que sólo era parte, había algo más. Resulta que sigue unos patrones nutricionales propios de esquimales para dejar al auditorio gélidamente patas arriba.
La magnífica pincelada que nos ofrece no es más que eso. Otra opinión contrapuesta a las muchas que pululan por inmensas estanterías, ondas, antenas, satélites y cables de fibra óptica que nos mantienen en el delirio gástrico más variado de todos los tiempos. Hace algunos siglos el debate sería inexistente con unos medios de comunicación o con otros. En el interior de la península ibérica no se hubiera probado el pescado en abundancia por mucho que el mismísimo Paracelso lo hubiera recomendado. Los medios de transporte no estaban para esos trotes.
Tampoco estaban mis oídos preparados para escuchar estas opiniones. Aunque siempre creí que desde tiempos inmemoriales existe el debate sobre si el hombre es carnívoro, herbívoro u omnívoro. La misma Biblia creo que lo refleja en sus principios cuando nos relata el pecado original. Aquella fruta prohibida que tras ser ingerida avergonzó a hombre y mujer quizás no era del reino vegetal.
La escasa humanidad de los inicios de los tiempos quizás se debatía entre devorarse o solamente lamerse. Quizás se debatía entre el canibalismo más convencional o el simple roce entre carnes, que nos conduce a uno de los adelgazamientos más placenteros jamás conocidos. En el más evolucionado homo economicus puede hacer estragos más allá del organismo físico. Hasta en la cartera más vacía puede llegar a hurgar algún o alguna dietista que administre con su propio cuerpo la dieta del cucurucho. Hasta a los arruinados por haber adquirido todo el recetario del vegetarianismo, veganismo, crudivorismo… queda un rinconcito de grasa en su tarjeta de crédito por limpiar.
La decisión si nadie lo remedia está en manos de cada uno. Pero el debate cada día más nutrido. Cuestión de seguir sumando opiniones para enriquecerlo. De lo contrario lo escogido no es una elección sino una imposición, consecuencia de la poca disponibilidad de pareceres. A pesar de este nuevo hallazgo intentaré no olvidar las reglas de hortografía. Por si después no hay dieta hipoproteica que lo remedie prefiero continuar desconociendo este tipo de mundos que están en este:

La conspiración de la alimentación (mundo desconocido)

Artículos relacionados:

Bueno, bonito y ¿barato?
Adiós a McDonald’s en Bolivia
Complejos

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 junio, 2012 en enfermedad

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: