RSS

Mediocridad

31 Jul

¿Se ha dado cuenta alguna vez de la poca utilidad que le reporta consumir cantidades adicionales de algún bien a partir de una cierta unidad? Ya sé de antemano que cada uno somos un mundo. Pero el umbral al que estoy haciendo referencia es aquel en el cual usted ha pasado a aborrecer cierta sustancia. Por tanto tampoco sería cuestión de cuantificarlo sino de expresarlo. A partir de ese estado ya no gozamos haciendo uso del determinado producto sino que incluso puede ocasionarnos alguna molestia.
Un vaso de agua o un baño en la playa pueden proporcionarnos una amplia satisfacción en situación de sed o calor intenso. Pero saciados de líquido nos empieza a crujir el estómago. Remojados largo rato en alguna piscina se nos empieza a arrugar la piel.
Según los economistas neoclásicos que desarrollaron sus teorías en un ambiente donde la mayoría de la población subsistía como podía consumiendo mínimamente, la utilidad que obtenemos consumiendo es decreciente a medida que aumentamos la cantidad a nuestra disposición.
No fueron estos iluminados quienes precisamente destaparan el concepto de clases medias, pese a contar con un objeto de análisis mayoritariamente situado en un nivel parecido de renta, riqueza y hasta de esclavitud. Intuyeron más de lo que su realidad les permitía y ya hicieron bastante. En ese sentido actuaron de visionarios de lo que vendría mucho después. Aquello de lo dicen, adolecen los economistas actuales que explican maravillosamente la historia pero nos dejan con el futuro en blanco. Una afirmación extremadamente difífil de negar. Si al que acierta se le desposee de su título de economista, zanjada la contradicción.
Una vez terminada la traca final de las contiendas que protagonizaban a menudo las masas situadas al borde de la inanición, la paz se sostuvo gracias en parte a la aplicación de este principio. La detracción de recursos entre las capas más adineradas no supuso ninguna revuelta como las que protagonizaban los más pobres cuando se les intentaba usurpar una centésima porción de sus ingresos. Callaron e intentaron satisfacer vicios de otras formas, desplazando recursos a la fuerza a los más necesitados. Su silencio permitió el refrendo de aquellas viejas teorías que en su época no tenían ni pies ni cabeza. Los neoclásicos las formularon en aquellas sociedades en las que unos subsistían y otros se viciaban. En presencia de conductas viciosas el consumo de cantidades adicionales de una sustancia aporta mayor satisfacción o incluso la sensación de vacío en caso de no disponerla.

Distribución de renta en España por decilas. Pueden verse las diferencias extremas entre aquellos que conformarían la idealizada clase media


Las clases medias fueron tomando forma en el ideario colectivo aunque en realidad tampoco se pudieran identificar con grandes multitudes, más allá de las cuales no se debían haber situado por necesidad teórica demasiados viciosos o carentes. La realidad era bien distinta a la tan repetida por aquellos que nos hablan de un desmantelamiento de una clase que jamás existió como tal. De los dos grupos con diferencias abismales de principios de siglo XX pasamos a distribuir las capacidades de consumo de forma muy repartida. Las porciones del pastel se hicieron infinitamente variadas. Las retribuciones ofrecidas por distintas empresas y sectores empezaron a disparar sus diferencias. Incluso en las mismas empresas conviven asalariados con grandísimas diferencias de nóminas, muchas más todavía si se tiene en cuenta la utilidad marginal decreciente.
En el rango salarial, en las curvas de distribución de renta o en la que podamos inventar para medir la distribución de lo que deseemos existe un término medio. Pero la cantidad de personas situadas cerca de lo que se ha denominado clase media ha sido una verdadera minoría.

Según datos de técnicos del Ministerio de Hacienda así se distribuyen los ingresos en España


La equidistancia está en otra parte que nada tiene que ver con una gran masa que cuente con ingresos parecidos. Durante esta época se formó una que ni es productora ni consumidora. Ni es trabajadora ni estudiante. Ni es inversora ni endeudada. Esa es la verdadera clase media; la que al no identificarse en ninguna parte no sabe todavía, ni falta que hace, en qué bando situarse. No hace falta ser economista para darse cuenta que esa masa sosegada es la que se intenta agitar por todas partes. Desde por parte de aquellos que predicen el desmantelamiento de algo que jamás existió, hasta por parte de aquellos otros que la sitúan como meta a sus reivindicaciones.

Artículos relacionados:
¿El principio o el fin?
Eco-monistas
Mundo por conocer

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 31 julio, 2012 en Economía, Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: