RSS

Vicio

27 Ago

Una de las diferencias notables entre el antes y el después de la eclosión de internet es la cantidad de información a la que tenemos alcance sin caernos de la silla. La hay de todo tipo. Para todos los gustos y evidentemente para irritación de las facultades sensoriales de los más rigurosos que siguen contrastando datos contradictorios e interiorizando desencuentros.
Uno de los productos que circula con la intención probable que nos meemos, pero no de risa ante un asunto de extrema seriedad como este, es un documental que asocia la evolución de la humanidad con la del cultivo de la cebada. La cerveza se constituye como el hilo argumental de nuestra civilización. A esa bebida le debemos el paso hacia la agricultura, el alfabeto, el estudio de los malévolos gérmenes, la refrigeración o el fin del trabajo infantil. Casi nada a ojos del cervecero a quien Adam Smith citaba en su célebre frase “No es por la benevolencia del carnicero, del cervecero y del panadero que podemos contar con nuestra cena, sino por su propio interés”.
Sin ánimo de entrar en cuestiones de alta profundidad filosófica que surgen al citar el interés; ¿fué antes que el dinero? o los microbios; ¿son primero que la charca? Son complejos asuntos sin resolver, por mucho debate que haya generado la fastuosa red que inmortaliza las discusiones. El debate entre Bernard y Pasteur se eterniza. Las visiones de David Graebe y el resto del mundo que sigue entendiendo el origen del dinero en el encontronazo con una herramienta útil para superar el trueque, espera el juicio final tras la etapa de mayor masa monetaria de la historia.
Independientemente de cuales fueran las motivaciones que propiciaron la incorporación de nuevos conocimientos en nuestro bagaje como especie, como seres vivos siempre hemos mantenido unas constantes. Nacemos sin ninguna apetencia por la cerveza. Pero, quizás incluso, por el mismo asco que nos produce caliente, fría, templada o en formato de cucurucho, vamos situándonos en su órbita hasta no poder vivir sin ella. Como a cualquier cervecero se le ocurriría demostrar con una pieza cinematográfica para reblar el clavo que nos remata nuestra condición instintiva. Llega un punto a partir del cual ni como especie ni como individuos somos nada sin este líquido una vez incorporado en nuestra línea temporal.
El consumo por vicio se diferencia del que los manuales de pseudociencia económica explican como racional en que no admite marcha atrás en nuestra indecisión. Una vez emprendemos la perversa deriva es imposible volver atrás. No es sencillo generalizar una moneda sin interés ni finiquitar la lucha contra los gérmenes sin provocar resistencias, cosa que implica tener que descubrir nuevas herramientas para la batalla con la única satisfacción de seguir de rodillas.
Es complicadísimo en los tiempos que corren manejar una locomotora de vapor, en inviernos siberianos u oleadas de calor, por parte de unos conductores que ya no son capaces de conducir un descapotable sin aire acondicionado. Ni tan solo andar en la oscuridad de la luna es sencillo, acostumbrados a disponer de todas las facilidades de vivir desenfrenadamente al calor de una bombilla, unos focos o unas notas musicales enlatadas que no somos capaces ni de reproducir mientras tomamos varias copas de cerveza. Los hábitos de consumo se transforman, siendo el vicio un elemento primordial en la consolidación del avance. La cerveza como cualquier otro tendría su importancia.
Si los vicios adoptados ayer pueden explicar las pautas actuales de consumo ¿Por dónde cree que discurrirán las costumbres de mañana? ¿Percibe alguno que se vaya extendiendo a su alrededor? La incitación a la utilización de un transporte regalado podría ser uno de ellos. ¿Será posible volver al sedentarismo que nos sirvió la imprescindible fermentación?

Más artículos:

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 27 agosto, 2012 en opinión

 

Etiquetas:

2 Respuestas a “Vicio

  1. mar sans

    9 septiembre, 2012 at 20:35

    antes de haber leido el texto esperaba otra cosa. me ha sorprendido tanto que ahora no sabría contar los vicios que me influyen. supongo que algún dia llegaré a la buena cuenta pero dudo que el blog siga en pie para contartlo. son tantos k tengo faena. continuaré leyendo antes que ponerme a teclear. interesante relefxion

     
    • dani...él

      9 septiembre, 2012 at 20:41

      Si en parte somos esencialmente eso. Prefiero que me tome un vicio antes que una calculadora. Lo que me parece peor es que los economistas nos reduzcan hasta tal punto que no entiendan ese sentimiento que nos impulsa en gran parte a elegir entre lo que consumimos.

      saludos

       

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: