RSS

Lujos

30 Ago


Es de recibo relatarlo como modo de agradecimiento. Cada día un servidor no tiene la ocasión de adentrarse en barrios ostentosos. Sólo de vez en cuando y por equivocación. Como en una selva repleta de vegetación, pero en latitudes tendentes a convertirse en el polvo que fueron y que jamás volverán a morder. Las lecciones de los contrastes son suficientemente prácticas para volver allí donde las zarzas empiezan a escasear y bañarse infinitamente entre una sangre que fluye al latido de lo contemplado.
Existen barrios donde las aceras están cubiertas con alfombras, los portales con pétalos y los ascensores elevan hacia el cielo unas aguas templadas en forma de piscina en las que sumergirse fugazmente hasta llegar al primer piso es casi una obligación. Allí también es obligatorio tomar el aire acondicionado. Las ratas que lo respiran ya no engullen cualquier queso de leche de tetilla. Las trampas son tendidas con cañones para disgusto de los mamíferos selectos que sólo se arriesgan a lácteos derivados de la tetaza insigne. Los estómagos cuando reciben sustancias que difieren demasiado de sus hábitos cotidianos tienden al vómito evocándolo a la muerte sin necesidad de espinosos cepos.
Hay lugares donde todo tiende a estar automatizado pero de distinta manera. Existen aquellos donde la locomoción de alguna mosca que recuerda la existencia de la vida más allá del templo donde las ratas comen con tenedor, corre a cargo de pequeños artilugios aeroespaciales. Existen otros donde se ha generado el automatismo de que todo lo anterior y aquello que pudiera quedar más allá de los puntos suspensivos es absolutamente necesario. No hay desarrollo sin artilugios hasta que sin artilugios no hay nada. Ni decorado, ni artistas ni apenas algún modesto intérprete.
Las medidas de seguridad suelen ser un elemento que identifica este tipo de lugares donde la tecnología no llama a la puerta sino que la desborda. El fin es parar ataques que sólo se producen en el supuesto de que la muchedumbre crea que todo lo que atesoran estas cajas fuertes al aire libre es el material acumulado. Las impagables lecciones son despreciadas por aquellos a quienes los lugareños con mayor experiencia interpretan que no desean trabajar. Es la envidia la que debilita los muros tras los cuales tampoco se aprecia la dureza de la frenética actividad en ninguna parte de esbeltos cuerpos sumergidos en fortunas.
Los falsos mesías llaman cada día a la misma puerta de la misma fortificación y casi a la misma hora. Lanzan sus improperios y dan media vuelta tras haber comprobado que otro reparto es posible pero el crecimiento del muro se hace más difícil. La estrategia de todos aquellos que pretendieron generalizar modos de vida insostenibles de unos pocos a una multitud es así de fratricida. El silencio o la ceguera les delata. Así de evidente y clarificador de porqué nos encontramos en este escollo. La insostenibilidad está demasiado generalizada.

Artículos relacionados:

Marte
Billetes sin retorno
Que paren las máquinas

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 30 agosto, 2012 en Sociedad

 

Etiquetas: , , , ,

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: