RSS

Persecución

08 Sep

Corren tiempos de persecuciones. Las crisis por exceso de deuda no se superan andando sino persiguiendo a quien se atreve a hacerlo si es necesario. Porque alguna autoridad sanitaria puede llegar a dictaminar que es nefasto para su salud y la de aquellos que le rodean. Usted ande lo que quiera, nade o vuele pero siempre a velocidades inferiores a las que los mandamases competentes se mueven. Coma lo que desee, beba el líquido que le plazca e inyéctese lo que le dé la gana antes, después y durante el ejercicio. A ser posible escápese de pagar el impuesto pertinente por haberse maltratado. Pero no rebase nunca la línea de la clandestinidad que las autoridades vigilan diligentemente. Es entonces cuando saldrá altamente trastabillado.
Es beneficioso socialmente expiarse con una multa pagada tras el exilio tributario. Los posibles efectos perniciosos de aquello que ingerimos no los notarán las arcas públicas hasta la próxima crisis. Tiempo suficiente para perseguir el superávit ansiado. En eso estamos. A estas alturas de la película la salud es lo que menos importa. La prima de riesgo requiere otras perspectivas.
Bolivia se permite el lujo de dejar de comercializar las bebidas gaseosas de cola. Aquellas que, derivadas de un jarabe ideado hace algún siglo por Aielo de Malferit, dieron la vuelta por todos los estómagos planetarios, los voltearon y los hirieron combinadas con algunos chorritos de licor que empieza a demostrar su inocencia. A partir del 21 de diciembre un país entero experimentará el placer de usar el mocochinche como refresco nacional.
La maltrecha Europa no está en condiciones de expulsar a ninguna empresa por muy multinacional que sea. Hay que mantenerlas a la vista para poderlas perseguir suculentamente junto con todos sus secuaces consumidores. Las productoras de refrescos empiezan a acumular las cualidades necesarias para ser presas del látigo. Pero ninguna será expulsada del templo sino simplemente debilitada por novedosos tributos, aduciendo los males que causan en nuestra fe.
El gobierno de Mario Monti, siguiendo la estela francesa, se sacó recientemente de la chistera un curioso impuesto especial a las bebidas azucaradas. El fin es fomentar los hábitos alimentarios saludables. El medio sirve de justificación. El tabaco y el alcohol como experiencia. Nunca será de recibo gravar el azúcar directamente. Ahora menos todavía. Una saludable manera de simplificar el proceso recaudatorio. Desincentivar el ingrediente señalado supondría ensañarse contra demasiados alimentos considerados superfluos que forman parte de nuestra enfermiza dieta. Fácilmente sustituibles por otros y consecuentemente evadibles los demás tributos asociados. Se trata de imponer sutilmente sin reducir demasiado el consumo. La única manera de lograr que el IVA que se lleva el mismo patrón se mantenga intacto. Unos céntimos por litro no asustan a grandes masas de bebedores de tales sustancias.
Si no estamos en condiciones de cortar por lo sano prácticas perniciosas contra el déficit sanitario de cada uno, imagínese el camino que deben recorrer sustancias que se quieren erigir como alternativas a los productos considerados nocivos. La subtropical estevia rebaudiana que puede ejercer de potente edulcorante o nuestro más autóctono regaliz de menor dulzura, pero adaptado a nuestro clima, se las ven y desean para abrirse paso en el mercado. Les costará recibir el empujón necesario para plantarse en todos los hogares. Las negativas serán la constante ante cualquier novedad. Las autoridades deberían dedicar tiempo, esfuerzo y todo un protocolario proceso de homologación. Lo importante es hacer frente al déficit con cualquier patraña para sobrevivir a esta depresión. Aunque la finiquitemos con sobrepeso, tiempo habrá para inventar otra pastilla para la era después. Quizás, gracias a la pócima, nos dirijamos exponencialmente a una burbuja farmacéutica sin precedentes, anuladas las posibilidades de especular en todos los demás terrenos.
El sobrepeso biológico es lo de menos. Sólo preocupa el de la deuda que nos persigue. Las obligaciones no permiten derogar sustancias como ocurría durante los felices años veinte que no duraron ni diez. Otro eufemismo más para la larga lista que manejan las autoridades que además de intentar deshabituarnos de todos los males nos intentan instruir en historia. Tuvo que llegar una gran depresión para que los norteamericanos pudieran volver a tomar sus copas tranquilamente dentro de la legalidad y tributando convenientemente como buenos patriotas. Por suerte de las autoridades, la costumbre de alcoholizar las penas no se perdieron en el corto periodo de costosa ley seca.
Ante el agravamiento de la crisis actual, más terrible puede resultar para las arcas públicas la marginalización de la heroína tras largas décadas de prohibición. Volverla a situar en el botiquín de cada casa podría resultar una quimera. En el extremo contrario la legalización de la marihuana, tan anunciada como posible bálsamo para los presupuestos, no termina de avanzar. Ante la tensa espera sin drogas duras empezó a andar solita mediante el auto-cultivo, al margen de potenciales circuitos comerciales sometidos a tributación. Un triste ejemplo de cómo se escapó de las manos autoritarias la posibilidad persecutoria tras la era del prohibicionismo que va terminando, excepto en las grandes potencias entre las cuales ya no nos encontramos. En la vieja Europa lo que empieza a emerger es la impotencia tras cada tasa, tributo o multa.

Más artículos:

Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en 8 septiembre, 2012 en opinión

 

Etiquetas: , ,

3 Respuestas a “Persecución

  1. marco

    9 septiembre, 2012 at 20:48

     
  2. lolo lolo

    10 septiembre, 2012 at 17:59

    Lo de bolívia no está bien pero lo de beber cosas de esas tampoco. Hay que ir dejándolas de lado. Yo desde que no consumo mis litros de refrescos al día he ganado mucha salud y perdido varios quilos

     
  3. internet marketing

    20 septiembre, 2012 at 12:00

    Teniendo en cuenta experiencias de los últimos tiempos se señalan avatares políticos y más estrictamente sociológicos. En el primero aspecto se refiere la lucha más o menos soterrada del poder clerical, previo y a la contra antes y durante la IIª República, luego el fervor franquista que decae durante la transición, para rearmarse en el neofranquismo actual. En cuanto a cómo la sociedad ha venido encarando esos tiempos, se señala la habilidad o fariseísmo de la gente para mantener la necesaria fiesta popular. Desde la menor presencia de penitentes o costaleros en procesiones (para las que a veces se reclutan a presos o mercenarios) a la asistencia a ciertos establecimientos que blanquean sus ventanales para que las reuniones profanas escandalicen menos al paso de los desfiles procesionales. En cuanto a la mujer, se destaca su exclusión tradicional en lo que no fuera su papel ornamental de vestido de mantilla. Sólo en los últimos tiempos se ha permitido su equiparación en otras tareas. En cuanto a las personas pudientes, alternan su presencia en primera fila durante los tiempos en que han de ejercer control social, o pasan a un lugar discreto cuando éste no se precisa. En cuanto al terreno asociativo, las cofradías han llenado espacios y carencias de una sociedad civil poco estructurada. Así han servido para propiciar actos festivos o de otra naturaleza. Se menciona la desigual actitud de respeto o fervor según los casos, y con independencia de las respectivas creencias, en los desfiles procesionales. En cuanto al sentido de defensa del patrimonio, se señalan los despropósitos que se vienen perpetrando, poniendo en riesgo o descuidando obras de gran valor artístico e histórico. Se refiere la legislación que obliga a pueblo y autoridades a mantener y mejorar el patrimonio de cada generación como legado para las siguientes.

     

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: