RSS

Apreciación competitiva

20 Oct

Poco resta para las celebraciones del quinto aniversario de una desaceleración que, por llevarse, deja desiertas hasta las conmemoraciones más emotivas. La programación oficial de esta fiesta es inexistente. Uno tiene que apañárselas como buenamente pueda para rendir homenaje a esta crisis que acude a la escuela, pero poco aprende.
El Producto Interior Bruto empezaba a dibujar un punto de inflexión en 2008 que todavía no hemos superado. Desde entonces vamos interiorizando una serie de maravillosas explicaciones de estupendos economistas que parecen haber comprendido la cara oculta del anterior milagro insuperable. En un lustro nos han acercado recetas ya aplicadas a otros pacientes. Vamos a centrarnos en dos en concreto que en realidad suponen ser matices. Podrían resumirse en una, pero por respeto a sus divulgadores relato por separado.
Edward Hugh es un macroeconomista británico afincado en España que propone reducir sueldos y precios en un mismo porcentaje. Sin salir del euro que entre otras cosas puede aportar una financiación incalculable, esta peculiar devaluación supliría la puesta en práctica en tiempos pretéritos en los que se contaba con moneda propia. Así de sencillo, pero como todas las trampas puede acabar de manera inesperada.
Si existe alguna economía similar en la que los salarios hayan descendido notablemente, ésta sin ninguna duda es la griega. No solamente los sueldos de los funcionarios sino los rendimientos de una masa notable de trabajadores, autónomos y empresarios, han sufrido un serio varapalo. Los precios, sin embargo, no muestran el mismo camino. Los datos de inflación que siempre se han publicado bajo grandes sospechas, marcan un estancamiento con leve tendencia hacia la estabilidad, pero en terreno positivo. Lastrando un poder adquisitivo de la población que sufre para adquirir los bienes más indispensables.
La reducción de costes salariales no ha ocasionado grandes posibilidades al empresario de aplicar descuentos de importancia. La sospecha de la apropiación de una parte superior de la producción siempre estará presente, pero la quiebra masiva de unidades productivas también. Es otro hecho computable tanto en Grecia como en España que las disminuciones de precios pueden llevar al abismo. Como ejemplo tenemos lo que ocurre al aumentar el IVA. Cuando la repercusión al consumidor final se hace imposible, puede ser devastador para algunas empresas. La explicación es otra que nada tiene que ver con el hurto. Los márgenes de maniobra son escasísimos porque gran parte de los costes productivos de las economías griega, española, portuguesa o italiana no dependen de factores endógenos como el nivel salarial. Vienen marcados internacionalmente los precios de lo que el griego necesita para comer y lo que el italiano para desplazar mercancías al resto de Europa.
Los economistas anquilosados en otras épocas parecen no ser capaces de entender un hecho tan simple como éste o lo omiten, quizás para no sumar pánico al financiero aunque pasaría a tener menor importancia. La materia prima se ha convertido poco a poco en finita. Somos capaces de trabajar todas las horas del día que no estemos tumbados cómodamente, pero las herramientas que disponemos para rendir son escasísimas. Algo más que una devaluación es necesario para seguir remunerando no solamente nuestro tiempo, sino nuestro estómago, nuestra piel o nuestros caprichos vacacionales. Porque no producimos del todo aquello que consumimos. Sólo en caso de que esto fuera así Edward Hugh habría dado en el clavo. Los costes se relacionarían perfectamente con el salario. Disminuir una variable permitiría hacerlo en la misma proporción con la otra con el añadido de poder exportar al mundo algún excedente a mejor precio. Los productos los realizamos a caballo de nuestro territorio soberano y lejos de sus fronteras. Allí no entienden de devaluaciones, deflaciones organizadas ni dolores de cabeza de los demás. Venden a todo el mundo al precio que marca la etiqueta y punto. Si bajan los salarios, en estas condiciones, los precios no pueden permitirse el lujo en la misma proporción. Están predestinados a hacerlo en menor medida. Condenan, consecuentemente, a crisis de subsistencia a los más desfavorecidos y empujan a la subsistencia a quienes viven más holgadamente.
Gonzalo Bernardos es otro economista que apuesta directamente por salir del euro y devaluar posteriormente la nueva moneda. De forma más tajante, pero de manera similar a la propuesta por Edward Hugh, expresa la necesidad de recuperar parte de la competitividad perdida mediante esta peculiar forma de encarar el toro por los cuernos. En otros tiempos pudiera parecer que sólo acarrearía pagar el doble por cada estancia en el Caribe, en caso de aplicarse el tipo de cambio propuesto para Grecia: aproximadamente la mitad que el actual.
El hasta hace pocos días vice-rector de la Universidad de Barcelona pone como ejemplo el precedente argentino de algunas décadas atrás. Desvinculada la economía del dólar y devaluada su moneda el país emprendió el vuelo. Cierto es, pero según palabras textuales del mismo, también hay que tener en cuenta otro aspecto. Argentina se benefició del aumento progresivo del precio de las materias primas. Un exportador del pienso que casi todos comemos en España en forma de embutido o del petróleo que se permite el lujo de nacionalizar, dispone de una poderosa herramienta para combatir la devaluación internacional de su prestigio. Argentina conserva esta moneda de cambio más poderosa que todas las demás, que se aprecia como nunca y permite intercambiarla por otras de parecido valor culinario.
Disminuir salarios, relaciones cambiarias o el Impuesto sobre el Valor Añadido puede tener grandes efectos en la reactivación económica. A cortísimo plazo puede significar un motivo para la esperanza, distorsionados los números con los que nos manejábamos anteriormente. Los efectos de esta alegría virtual pueden durar como la propiciada por el triunfo en campeonatos de fútbol en los videojuegos. Si no se aprovecha la ocasión para revalorizarnos adecuadamente la alegría puede ser desperdiciada. Encontrar la materia prima de prestigio mundial es esencial para mantenerse, no sólo monetariamente sino físicamente, en el escenario globalizado. O contrariamente es preciso hacer las maletas de vuelta y largarse de este juego de nefastos resultados, abandonando relaciones más o menos devaluadas y pensando en las posibilidades de resarcirnos que nos otorga nuestro alrededor.

Más artículos:

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 octubre, 2012 en opinión

 

Etiquetas:

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: