RSS

Tiro por la culata el matrimonio homosexual

12 Nov

Entre ceja y ceja, José Luis Rodríguez Zapatero llevaba legislar un matrimonio homosexual que carecía de derechos. El afecto extremo entre individuos del mismo sexo permanecía sin ser reconocido por un estado que ahora une lo que antes no separaba ni Dios.
Incluir como matrimonio civil una tendencia, considerada díscola y secularmente perseguida, fue una de las principales bazas de un gobierno incapaz de erradicar la pobreza o desigualdades sociales, estructuralmente muy arraigadas. Un gabinete socialista necesitaba este tipo de proezas, para adueñarse de un espacio electoral en la hedonista España que iba camino de la esclavitud, sin saberlo, antes del estallido de la burbuja más grande de todos los tiempos.
La izquierda festejaba este logro por todo lo alto. Se reanudó el festín recientemente, cuando el Tribunal Constitucional dio el visto bueno a la ley que Zapatero trajo al misterioso mundo de los códigos jurídicos.
En los subterráneos inframundos, el amor nunca ha estado prohibido. Las más férreas dictaduras no se atrevieron a censurar los sentimientos que cada uno tiene sobre los demás. Con Franco tampoco pasaba. Molestaban al régimen las muestras públicas que poco a poco fueron habituales en nuestros íntimos alrededores. La transición trajo un destape que fue evolucionando. Terminaron viendo la luz los ejercicios sexuales entre individuos de un mismo sexo en la calle, en las pantallas y en el bar. Hasta aquí todo transcurría perfectamente, pero de evolucionar se trata. La clave de la convivencia en el ámbito público es permitir cualquier comportamiento que no cause ningún dolor al resto de la comunidad. De modo simple queda asegurada la paz social cuando esta máxima la respetan todos los actores del espectáculo.
En el ámbito privado la máxima no es exactamente así. En círculos reducidos tenemos claro lo que está o no permitido. Si tenemos alguna duda lo preguntamos. A base de diálogo construimos relaciones entre personas y redactamos nuestras propias leyes que difieren según habitáculo. En el bar no se puede fumar por respeto al pulmón del vecino. En casa está permitido si la vecina no expresa lo contrario. Las minúsculas comunidades suelen consensuar las decisiones de sus miembros (y/o miembras). Pero, por ejemplo, la comunidad no es parte de los ejercicios sexuales de unos pocos ni lo debe ser nunca. En caso contrario la constitución podría declarar la nación en estado de orgía. Tampoco suele ser habitual la crianza de los hijos por parte de muchos más efectivos que sus familiares. Por mucho biberón que le den al bebé las criadas, la decisión de dárselo suele correr a cargo de los padres.
Pues a Zapatero no se le ocurrió otra cosa que reconocer la unión en familia de parejas homosexuales para equiparar a individuos con preferencias libidinosas distintas. En aras a la igualdad que un pedazo izquierdista tiene que asegurar, fue el icono mundial del matrimonio entre individuos del mismo sexo. Podía haber optado por lo contrario y asegurar otros bienes mucho más preciados, además de la igualdad. Tal como suena, podía haber retirado los tentáculos del estado de cada hogar, pero prefirió meterlos hasta lo más recóndito de la cocina. La libertad de convivencia aparece como interrogante hasta en la sopa.
Zapatero tuvo la opción de igualarnos a todos los individuos como propiamente somos, personas. Desaprovechó una oportunidad histórica para dejar de reconocer el matrimonio entre individuos de distintos sexos. ¿Quiénes son los demás para refrendar el amor de dos personas, tres o de un grupo de individuos y algunos animales de sexos distintos o similares? No son nadie, pero era preciso hacer creer que sin el refrendo estatal el amor es imposible. Es preciso hacer creer, tras cada separación, que la potestad de decidir el desenlace de dos personas está en manos de quienes no somos parte de una relación estrictamente privada. Somos cada vez más los demás quienes decidimos con quien se quedan los hijos. los padres, los abuelos y el servicio doméstico (al retrete me refiero).
La decisión del Tribunal Constitucional representa el final de una de aquellas conquistas que tiene todas las características de convertirse en un monumental tiro por la culata. En lugar de hacer retroceder la intromisión del estado en las vidas particulares, la proyecta hasta el infinito. En lugar de legislar la posibilidad de elegir beneficiario, o beneficiarios, de una posible pensión de viudedad, se convierte el matrimonio como la única vía de disponer de esta contraprestación cuando el alma económica de un hogar, formado por quien quiera libremente, perece. Es posible repartir la paga entre las varias parejas de un declarado polígamo que cada vez abundan más por nuestras geografías. Incluso es posible evolucionar hacia una poligamia también femenina, todavía muy minoritaria en términos planetarios.
Tiempo ha pasado desde que mujeres y en menor medida hombres de corta edad, contraían matrimonio con aquella pareja que los mayores decidían. Algunas etnias que residen a pocos metros de nuestras paredes todavía conservan tradiciones de este tipo. Otras han abandonado estas costumbres que cercenan el amor entre seres que van a tener que convivir a regañadientes el resto de su vida. La libertad de matrimonio entre individuos de distintos sexos también fue uno de los valiosos logros de luchas pretéritas, batalladas en cada casa y rematadas en cada habitación. La línea podía proseguir sin la necesidad de sustituir el ancestral papel de la casta familiar por la política. ¿Terminará el parlamento decidiendo con quién nos tenemos que casar?

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 12 noviembre, 2012 en Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , ,

2 Respuestas a “Tiro por la culata el matrimonio homosexual

  1. Piracetam

    2 diciembre, 2012 at 6:41

    «Por otro lado», concluye Urcelay, «el Tribunal Constitucional permite regular este tipo de matrimonio como parte de la potestad del legislador de promover las condiciones para que la libertad y la igualdad de los individuos y de los grupos sean reales y efectivas. sin considerar que hay realidades que, por naturaleza, no pueden ser iguales, por lo que únicamente forzando la ley pueden equipararse en derechos y obligaciones».

     
  2. cataract eye drops

    11 diciembre, 2012 at 11:36

    Matrimonio como estado jurídico.- Desde este punto de vista, el matrimonio se presenta como una doble consecuencia de la institución matrimonial y del acto jurídico que celebran las partes en unión del Oficial del Registro Civil, pues constituye a la vez una situación jurídica permanente que rige la vida de los consortes y un acto jurídico mixto desde el momento de su celebración.

     

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: