RSS

Colillas

03 Ago

No han pasado ni dos semanas desde que se calcinara el mercado. Ocurrió así literalmente. Pese a que pueda parecer que deliro espere a conocer el motivo para criticar la afirmación o fumarse un habano, producido allí donde el comercio escasea, plácidamente siempre que disponga de cenicero.
En esta ocasión no estoy haciendo referencia a la consecuencia de ninguna de las inyecciones que han tenido lugar en nuestro reciente pasado, ni a cualquiera de las otras que restan por administrar.
La historia de hoy va relacionada con uno de los incendios que deflagró numerosas hectáreas de bosques, suelo agrícola y que hasta tuvo la indecencia de inmiscuirse por terrenos urbanizables y urbanizados. Las llamas prendían con una colilla arrojada desde una vulgar carretera. Habitualmente la vía alberga actividades, ahora perseguidas, relacionadas con el sexo de pago, pero ya en tiempos inmemoriales transitaban por allí vehículos hacia el permitido genitalismo francés. El sentido del mercadeo va cambiando como consecuencia del ensañamiento relativo con alguna actividad por parte de aquellos que nos protegen de todas las sarnas.
En épocas más remotas todavía, un grupúsculo de griegos desembarcados desde la lejana Focea fundó una ciudad denominada aproximadamente “Emporion”. El lugar desconocidamente autárquico estaba situado hasta entonces en alguna parte del Mediterráneo occidental, junto a pequeñas estribaciones de los Pirineos que culminaban una extensa llanura. El término bautizó a toda esa región que se extendía tras la colonia insustantivada y cada vez más defenestrada, que respondía en palabras más actuales por el nombre de mercado. Eso es lo que significa etimológicamente el término Ampurdán.
Las autoridades competentes llegaron a la conclusión de que alguna señorita de esas que fuma, algún machote que suele beber más de lo que inhala o el mismísimo perro cancerbero, conocedor de las llamaradas infernales, decidieron transformar un vergel en vulgares cenizas arrojando una minúscula colilla. Las autoridades que, como todos sabemos perfectamente, son las únicas capaces de voltear el ensañamiento contra una institución secularmente arraigada pero ahora en declive, se dejan los pocos recursos a su disposición para en primer lugar determinar la culpabilidad del trágico acontecimiento. El mercado ardió y merece la pena indagar entre espirales genéticas encontradas en los restos de aquellas colillas que fueron arrojadas por seguramente seres imprudentes como la mayoría, de carne, hueso y menor monedero para enfrentarse a responsabilidad alguna.
El autor de la fechoría podrá ser encarcelado el resto de su vida pero difícilmente responsabilizarse de haber convertido el vergel en un infierno. Sólo algunos elegidos como por ejemplo Leo Messi serían capaces de financiar costosos trabajos de reforestación en el caso de seguir en el futuro recibiendo su altísimo salario. Aquella cantidad que percibe en un mes y que los demás no cobraremos en largos años de nuestras modestas vidas. En el hipotético caso de que el ejecutivo catalán lleve adelante la idea de utilizar la fuerza de trabajo de los presos en la reforestación a cambio de rebajar penas, la asunción de responsabilidades sólo estaría al alcance de otro tipo de deportistas situados en el otro extremo pirenaico y con menores estipendios. Quizás solamente algún “aizkolari” de brillante currículo fuera capaz de pagar por los daños ocasionados a una amplia colectividad.
El mercado que los griegos formaron en tierras lejanas no se sustentaba exclusivamente por el intercambio de productos sino por la existencia de los mismos. La institución se desarrollaba allí donde la población además de satisfacer todas sus necesidades se podía permitir el lujo de intercambiar el excedente. Una simple colilla puede terminar con el auténtico mercado y nadie remediarlo. La solución para lo más extensamente conocido del término que en el caso que nos ocupa no fue otra cosa que un punto concreto, dentro de una región mucho más extensa es más simple pero a su vez superficial. Una superficial inyección, una resolución de los tribunales de arbitraje que los regulan o una restauración de la plaza pública donde se realizan las actividades comerciales son medidas estéticas como lo simbolizará la condena al imprudente fumador.
Uno de los puntos más débiles de la institución es que cada agente ha ido acumulando demasiado poder en proporción a los males que puede ocasionar en todos los demás. Sin embargo sólo alguno de ellos saldarlos adecuadamente.

Más artículos, articulistas y noticias:

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 3 agosto, 2012 en opinión

 

Etiquetas:

Quien calla otorga

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Manuel Ballbé

Derecho Global y Seguridad Humana

substancialibre

Un Ser Libre asegura la existencia de lo Humano

PUEBLO INTELIGENTE

espacio redirigido a www.entropia0.com

Iris de asomo

Historias repletas de magia y fantasía

Las cuatro esquinas del mundo

Nadie entre sin aumentar la entropía

El principi de...

Bloc sobre biaixos, confluències, seqüències i conseqüències

EL ECONOMISTA CABREADO

Aprende economía para que no te joda un economista!

Utópico terminando el prólogo

Blog de Samuel García Arencibia

Caótica Economía

Sígueme en twitter: @Caoticaeconomia

Las dos caras de la verdad

Espacio plural de libertad de expresión y contraste de opiniones

Beneficio Marginal

Pensamientos sobre el estado actual de la economía

Galiana y Cía.

El arte de contar lo que vemos

No me jodas que me incomodas

"Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

La Caja de Pandora

El sitio de pensar.

Ignacio Trillo

El blog de Ignacio Trillo

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

aïllat [...davant l'abisme]

Blog de J. M. Vidal-Illanes

Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

gallegorey

Just another WordPress.com site

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

merceroura

la rebelión de las palabras

Ataque al poder

Todo lo que debes saber de los bancos y el dinero y no te explican.

Mosaic

Fet de les opinions i reflexions que comentem i compartim

El Periscopio

por Rosa María Artal

cada vez más claro

Nuestra insistencia en la Utopía les molesta

Josep Pamies blog

una opinion silvestre

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

Al fons, a l'esquerra

Opinions d'un emprenedor d'esquerres.

Ramiro Pinto

Escritos de Ramiro Pinto

A %d blogueros les gusta esto: